Thomas Edison

Thomas Edison


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847 en la ciudad portuaria de Milan, Ohio, que era uno de los centros de transporte de trigo más grandes del mundo. Thomas, el más joven de siete hijos, fue educado en casa por su madre, Nancy Edison, quien le enseñó a su hijo las "Tres R" y la Biblia. Thomas estaba profundamente interesado en la historia mundial y la literatura inglesa (sentía un cariño especial por Shakespeare) y disfrutaba leyendo y recitando poesía.

Sus padres le enseñaron cómo usar los recursos de la biblioteca local y, gradualmente, Thomas prefirió aprender a través de la autoinstrucción independiente. A una edad temprana, se sintió atraído por la mecánica y los experimentos químicos. Cuando el joven Thomas se interesó por la ciencia, sus padres juntaron dinero para contratar a un tutor. Thomas comenzó a experimentar con productos químicos en el sótano de su casa.

Cuando Edison tenía 14 años, contrajo escarlatina. El efecto de la fiebre, así como un golpe en la cabeza de un conductor de tren enojado, hicieron que Edison quedara completamente sordo en su oído izquierdo y 80 por ciento sordo en el otro. Aprendió el código Morse y el uso del telégrafo, y comenzó un trabajo como "machacador de metales" (operador de telégrafo). A los 16 años, Edison produjo su primer invento, llamado "repetidor automático". El dispositivo transmitía señales telegráficas entre estaciones no tripuladas, lo que permitía a casi cualquier persona traducir código de manera fácil y precisa a su propia velocidad y conveniencia.

En 1868 Edison se mudó al este y comenzó a trabajar para Western Union Company en Boston como telegrafista. Trabajó 12 horas al día, seis días a la semana, y continuó "iluminando la luna" en sus propios proyectos. En seis meses, había solicitado y recibido su primera patente para una máquina de registro de votos eléctrica, que estaba destinada a acelerar el proceso de votación. Trató de comercializarlo entre los miembros de la Legislatura de Massachusets, que estaban completamente desinteresados. Edison decidió que se concentraría en hacer que todos sus inventos futuros fueran cosas que el público quisiera.

Edison se mudó a Nueva York, donde le dieron un trabajo en una firma de corretaje para reparar su equipo. Continuó "a la luz de la luna" con el telégrafo, así como con el transmisor cuádruplex y el indicador de cotización. A los 29 años, Edison comenzó a trabajar en el transmisor de carbono, lo que hizo que el nuevo teléfono de Alexander Graham Bell fuera audible para un uso práctico.

Poco después, Edison trasladó su laboratorio a Menlo Park, Nueva Jersey. En 1877 inventó el primer fonógrafo. El dispositivo cilíndrico fue la primera máquina que pudo grabar y reproducir sonido. Creó sensación y le dio a Edison fama internacional. Recorrió el país con su invento, e incluso fue invitado a la Casa Blanca para mostrárselo al presidente Rutherford B. Hayes.¡Luces, CAMARA, ACCION!

El mayor desafío de Thomas Edison, y lo que se le atribuye en los libros de historia, fue el desarrollo de una práctica bombilla incandescente de luz eléctrica. Contrariamente a la creencia popular, no inventó la bombilla, sino que mejoró una idea de hace 50 años. Numerosas personas habían trabajado en formas de iluminación eléctrica sin éxito. En 1879 logró producir una bombilla confiable y duradera. Lo más importante es que todos los logros de Edison fueron en corriente continua o simplemente "DC".

Edison había contratado a Nikola Tesla para diseñar un sistema de iluminación eléctrica de corriente continua que contuviera todos los elementos necesarios para que la luz fuera eficiente, segura y económica. Sin embargo, la CC no era (y es) poco práctica para la distribución de largo alcance. La primera exhibición pública del sistema de iluminación de Thomas Edison, diseñado por Tesla, fue en diciembre de 1879, cuando su complejo de laboratorio se iluminó eléctricamente por primera vez. El éxito de su bombilla eléctrica llevó a Thomas Edison a una nueva prominencia social y económica.

Sin embargo, a medida que la luz eléctrica se extendía por todo el mundo, estaba en el sistema de distribución eléctrica de corriente alterna (CA) patentado de Tesla controlado por Westinghouse Electric. Las diversas compañías eléctricas de Edison siguieron creciendo hasta 1889, cuando se unieron para formar Edison General Electric, controlada por J.P. Morgan. En 1892, la Edison General Electric Company se había convertido en General Electric Corporation.

El pánico de 1907 ilustra aún más la lucha personal entre Edison y Tesla, y el abuso de poder por parte de J.P. Morgan.

Thomas Edison es más famoso por ser el inventor de la bombilla incandescente, pero lo que mucha gente no se da cuenta es que él también inventó la cámara cinematográfica. Deseaba un dispositivo que "hiciera por el ojo lo que el fonógrafo hace por el oído": grabar y reproducir objetos en movimiento. Lo llamó el kinetoscopio.

Una de las primeras películas de Edison, la primera con derechos de autor, mostraba a uno de sus empleados fingiendo estornudar. Una buena película para películas cinematográficas no estuvo disponible hasta 1893, momento en el que construyó un estudio cinematográfico en Nueva Jersey. El estudio tenía un techo que se podía abrir para dejar entrar la luz, y todo el edificio se construyó para que pudiera moverse para mantenerse en línea con el sol. Las primeras películas que se exhibieron en un "cine" en Estados Unidos se presentaron al público el 23 de abril de 1896 en la ciudad de Nueva York.

En 1915, a medida que Estados Unidos se acercaba cada vez más a participar en la Primera Guerra Mundial, se le pidió a Edison que encabezara la Junta Consultiva Naval, que era un intento de organizar los talentos de los principales inventores y científicos de Estados Unidos en beneficio de las fuerzas armadas.

Aunque la Junta no hizo ninguna contribución notable a la victoria general de los Aliados, sirvió como precedente para la cooperación futura entre científicos, inventores y el ejército de los EE. UU. Durante la guerra, Edison pasó varios meses en un barco de la marina en Long Island Sound, experimentando con técnicas para detectar e identificar submarinos.

El último trabajo experimental de la vida de Edison se realizó a pedido de Henry Ford y Harvey Firestone a fines de la década de 1920. Le pidieron a Edison que buscara una fuente sustituta de caucho para su uso en neumáticos de automóviles. El caucho natural utilizado para los neumáticos hasta ese momento provenía del árbol del caucho, que no crece en los Estados Unidos. Se estaba volviendo cada vez más caro.

Edison probó miles de plantas diferentes para encontrar una alternativa adecuada, y finalmente encontró un tipo de hierba Goldenrod que podría producir suficiente caucho para ser practicable. Edison todavía estaba trabajando en esto en el momento de su muerte.

Edison obtuvo su última patente (la número 1093) a los 83 años. Murió el 18 de octubre de 1931 en Nueva Jersey. Innumerables personas, comunidades y empresas en todo el mundo reconocieron que su muerte marcó el final de una era en el progreso de la civilización.

Tanto las casas como las empresas de todo el mundo atenuaron las luces o apagaron brevemente la energía eléctrica en su honor la noche del día en que fue enterrado en su finca en Glenmont, Nueva Jersey.


Véase también The Wright Brothers.


Películas

La María Negra. Un edificio construido para la grabación de películas.

A veces, un invento puede darte una idea para hacer otra cosa. Eso es lo que le sucedió a Thomas Edison con las películas.

En octubre de 1888, Edison escribió: "Estoy experimentando con un instrumento que hace por el ojo lo que el fonógrafo hace por el oído ...". En realidad, las imágenes en "movimiento" sólo parecen moverse. Una cámara de cine moderna toma fotografías como lo hace una cámara normal. Sin embargo, toma 24 de estas imágenes, o marcos, por segundo. Cuando muestra estas imágenes a un ritmo muy rápido, parece que se están moviendo. Incluso antes del trabajo de Edison en películas, esta idea básica ya había sido desarrollada por un fotógrafo británico llamado Eadward Muybridge. Quería demostrar que cuando un caballo corría, las cuatro patas podían estar en el aire a la vez. Al tomar varias fotos muy rápido, Muybridge demostró su punto.

Alrededor de 1889, Edison eligió un equipo de muckers para trabajar en este proyecto, encabezado por William Kennedy Laurie Dickson. Construyeron el Strip Kinetograph, que fue una de las primeras cámaras de cine. La "tira" era un trozo de película larga y flexible que se había inventado para una cámara normal. A diferencia de las películas fotográficas más antiguas, se puede enrollar alrededor de una rueda o un carrete. El Strip Kinetograph tomó fotografías tan rápido que parecían moverse.

Luego, Edison y sus muckers construyeron un kinetoscopio, una máquina para ver estas películas. Una persona a la vez pagaría cinco centavos para ver una película breve y muda de unos veinte a treinta segundos de duración. La primera sala de cinetoscopio, o sala de cine, se inauguró el 14 de abril de 1894 en 1155 Broadway en la ciudad de Nueva York.

Para filmar estas películas, los muckers necesitaban un escenario. Las bombillas de Edison no eran lo suficientemente brillantes para hacer estas películas. Construyeron un escenario con tablas de madera y papel alquitranado, con un techo que se abría al sol. Este extraño edificio se parecía un poco a un carro de la policía o un coche fúnebre (que llevaba ataúdes al cementerio). Un carro de la policía a veces se llamaba "María negra". (pronunciado Ma-RI-uh). Esta "Black Maria" se construyó en 1893. Se hicieron cortometrajes allí durante diez años hasta que fue demolido alrededor de 1903. Para entonces, Edison tenía un estudio de cine más nuevo y mejor en la ciudad de Nueva York.

Edison fue uno de los inventores de las películas cinematográficas, pero no debería recibir todo el crédito. Otros inventores en diferentes partes del mundo también hicieron importantes descubrimientos. Por solo un ejemplo, en 1896 Thomas Armat y Francis Jenkins diseñaron el fantasma. Este primer proyector de películas mostraba la película en una pantalla, de modo que una sala llena de personas podía verla al mismo tiempo. Edison compró los derechos de esta máquina y comenzó a fabricar sus propios proyectores. Los hermanos Lumiere en Francia también fueron extremadamente importantes en el desarrollo de películas. Otros inventores también ayudaron a encontrar piezas del rompecabezas.

Pero, con su enorme laboratorio aquí en West Orange, Edison juntó las piezas del rompecabezas. Por eso a veces se le llama el "padre de las películas cinematográficas".


Biografía de Edison

Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847 en Milán, Ohio, el séptimo y último hijo de Samuel y Nancy Edison. Cuando Edison tenía siete años, su familia se mudó a Port Huron, Michigan. Edison vivió aquí hasta que se puso en marcha por su cuenta a la edad de dieciséis años. Edison tuvo muy poca educación formal cuando era niño, asistió a la escuela solo durante unos meses. Su madre le enseñó a leer, escribir y aritmética, pero siempre fue un niño muy curioso y aprendió mucho leyendo solo. Esta creencia en la superación personal se mantuvo durante toda su vida.

Edison comenzó a trabajar a una edad temprana, como lo hacían la mayoría de los niños en ese momento. A los trece años tomó un trabajo como vendedor de periódicos, vendiendo periódicos y dulces en el ferrocarril local que atravesaba Port Huron hasta Detroit. Parece haber pasado gran parte de su tiempo libre leyendo libros científicos y técnicos, y también tuvo la oportunidad en este momento de aprender a operar un telégrafo. Cuando tenía dieciséis años, Edison era lo suficientemente competente como para trabajar como telegrafista a tiempo completo.

El desarrollo del telégrafo fue el primer paso en la revolución de las comunicaciones y la industria del telégrafo se expandió rápidamente en la segunda mitad del siglo XIX. Este rápido crecimiento le dio a Edison y a otros como él la oportunidad de viajar, ver el país y ganar experiencia. Edison trabajó en varias ciudades de los Estados Unidos antes de llegar a Boston en 1868. Aquí Edison comenzó a cambiar su profesión de telegrafista a inventor. Recibió su primera patente sobre una grabadora de votos eléctrica, un dispositivo destinado a ser utilizado por órganos electos como el Congreso para acelerar el proceso de votación. Esta invención fue un fracaso comercial. Edison resolvió que en el futuro solo inventaría cosas que estaba seguro de que el público querría.

Edison se mudó a la ciudad de Nueva York en 1869. Continuó trabajando en inventos relacionados con el telégrafo y desarrolló su primer invento exitoso, un indicador bursátil mejorado llamado "Impresora universal de valores". Por este y algunos inventos relacionados, Edison recibió $ 40,000. Esto le dio a Edison el dinero que necesitaba para establecer su primer pequeño laboratorio e instalación de fabricación en Newark, Nueva Jersey en 1871. Durante los siguientes cinco años, Edison trabajó en Newark inventando y fabricando dispositivos que mejoraron enormemente la velocidad y eficiencia del telégrafo. También encontró tiempo para casarse con Mary Stilwell y formar una familia.

En 1876, Edison vendió todas sus empresas de fabricación de Newark y trasladó a su familia y al personal de asistentes al pequeño pueblo de Menlo Park, veinticinco millas al suroeste de la ciudad de Nueva York. Edison estableció una nueva instalación que contiene todo el equipo necesario para trabajar en cualquier invento. Este laboratorio de investigación y desarrollo fue el primero de su tipo en cualquier lugar, el modelo para instalaciones modernas posteriores como Bell Laboratories, que a veces se considera el mayor invento de Edison. Aquí Edison comenzó a cambiar el mundo.

Primer fonógrafo de Edison - 1877.

El primer gran invento desarrollado por Edison en Menlo Park fue el fonógrafo de papel de aluminio. La primera máquina que podía grabar y reproducir sonido causó sensación y le dio a Edison fama internacional. Edison recorrió el país con el fonógrafo de papel de aluminio y fue invitado a la Casa Blanca para demostrárselo al presidente Rutherford B. Hayes en abril de 1878.

A continuación, Edison emprendió su mayor desafío, el desarrollo de una práctica luz eléctrica incandescente. La idea de la iluminación eléctrica no era nueva, y varias personas habían trabajado e incluso desarrollado formas de iluminación eléctrica. Pero hasta ese momento, no se había desarrollado nada que fuera remotamente práctico para uso doméstico. El logro final de Edison fue inventar no solo una luz eléctrica incandescente, sino también un sistema de iluminación eléctrica que contenía todos los elementos necesarios para que la luz incandescente fuera práctica, segura y económica. Después de un año y medio de trabajo, el éxito se logró cuando una lámpara incandescente con un filamento de hilo de coser carbonizado ardió durante trece horas y media. La primera demostración pública del sistema de iluminación incandescente de Edison fue en diciembre de 1879, cuando el complejo de laboratorios de Menlo Park se iluminó eléctricamente. Edison pasó los siguientes años creando la industria eléctrica. En septiembre de 1882, la primera central eléctrica comercial, ubicada en Pearl Street en el bajo Manhattan, entró en funcionamiento proporcionando luz y energía a los clientes en un área de una milla cuadrada. La era eléctrica había comenzado.

Un primer boceto de un cuaderno de laboratorio de una bombilla eléctrica.

El éxito de su luz eléctrica llevó a Edison a nuevas alturas de fama y riqueza, a medida que la electricidad se extendía por todo el mundo. Las diversas compañías eléctricas de Edison continuaron creciendo hasta que en 1889 se unieron para formar Edison General Electric. Sin embargo, a pesar del uso de Edison en el título de la empresa, Edison nunca controló esta empresa. La enorme cantidad de capital necesaria para desarrollar la industria de la iluminación incandescente había requerido la participación de banqueros de inversión como J.P. Morgan. Cuando Edison General Electric se fusionó con su principal competidor Thompson-Houston en 1892, Edison se eliminó del nombre y la empresa se convirtió simplemente en General Electric.

Este período de éxito se vio empañado por la muerte de Mary, la esposa de Edison, en 1884. La participación de Edison en el sector comercial de la industria eléctrica había hecho que Edison pasara menos tiempo en Menlo Park. Después de la muerte de Mary, Edison estuvo allí aún menos, y en cambio vivió en la ciudad de Nueva York con sus tres hijos. Un año después, mientras estaba de vacaciones en la casa de un amigo en Nueva Inglaterra, Edison conoció a Mina Miller y se enamoró. La pareja se casó en febrero de 1886 y se mudó a West Orange, Nueva Jersey, donde Edison había comprado una propiedad, Glenmont, para su novia. Thomas Edison vivió aquí con Mina hasta su muerte.

Cuando Edison se mudó a West Orange, estaba haciendo un trabajo experimental en instalaciones improvisadas en su fábrica de lámparas eléctricas en las cercanías de Harrison, Nueva Jersey. Sin embargo, unos meses después de su matrimonio, Edison decidió construir un nuevo laboratorio en West Orange, a menos de una milla de su casa. En ese momento, Edison poseía tanto los recursos como la experiencia para construir "el laboratorio mejor equipado y más grande existente y las instalaciones superiores a cualquier otro para el desarrollo rápido y barato de un invento". El nuevo complejo de laboratorios que consta de cinco edificios se inauguró en noviembre de 1887. Un edificio de laboratorio principal de tres pisos contenía una planta de energía, talleres de maquinaria, salas de almacenamiento, salas de experimentación y una gran biblioteca. Cuatro edificios más pequeños de un piso construidos perpendicularmente al edificio principal contenían un laboratorio de física, un laboratorio de química, un laboratorio de metalurgia, un taller de patrones y un almacén de productos químicos. El gran tamaño del laboratorio no solo le permitió a Edison trabajar en cualquier tipo de proyecto, sino que también le permitió trabajar en diez o veinte proyectos a la vez. Se agregaron instalaciones al laboratorio o se modificaron para satisfacer las necesidades cambiantes de Edison mientras continuaba trabajando en este complejo hasta su muerte en 1931. A lo largo de los años, alrededor del laboratorio se construyeron fábricas para fabricar inventos de Edison. Todo el laboratorio y el complejo de la fábrica eventualmente cubrieron más de veinte acres y emplearon a 10,000 personas en su apogeo durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Después de abrir el nuevo laboratorio, Edison comenzó a trabajar en el fonógrafo nuevamente, habiendo dejado de lado el proyecto para desarrollar la luz eléctrica a fines de la década de 1870. En la década de 1890, Edison comenzó a fabricar fonógrafos para uso doméstico y comercial. Al igual que la luz eléctrica, Edison desarrolló todo lo necesario para hacer funcionar un fonógrafo, incluidos discos para tocar, equipos para grabar los discos y equipos para fabricar los discos y las máquinas. En el proceso de hacer práctico el fonógrafo, Edison creó la industria discográfica. El desarrollo y la mejora del fonógrafo fue un proyecto en curso, que continuó casi hasta la muerte de Edison.

Mientras trabajaba en el fonógrafo, Edison comenzó a trabajar en un dispositivo que "hace por el ojo lo que el fonógrafo hace por el oído", esto se convertiría en películas. Edison mostró por primera vez películas en 1891 y comenzó la producción comercial de "películas" dos años más tarde en una estructura de aspecto peculiar, construida en los terrenos del laboratorio, conocida como Black Maria. Al igual que la luz eléctrica y el fonógrafo antes, Edison desarrolló un sistema completo, desarrollando todo lo necesario para filmar y mostrar películas. El trabajo inicial de Edison en el cine fue pionero y original. Sin embargo, muchas personas se interesaron en esta tercera industria nueva que Edison creó y trabajaron para mejorar aún más el trabajo de las primeras películas de Edison. Por lo tanto, hubo muchos contribuyentes al rápido desarrollo de las películas cinematográficas más allá de los primeros trabajos de Edison. A fines de la década de 1890, se estableció firmemente una nueva industria próspera y, para 1918, la industria se había vuelto tan competitiva que Edison abandonó el negocio del cine por completo.

El éxito del fonógrafo y las películas cinematográficas en la década de 1890 ayudó a compensar el mayor fracaso de la carrera de Edison. A lo largo de la década, Edison trabajó en su laboratorio y en las antiguas minas de hierro del noroeste de Nueva Jersey para desarrollar métodos de extracción de mineral de hierro para alimentar la demanda insaciable de las acerías de Pensilvania. Para financiar este trabajo, Edison vendió todas sus acciones en General Electric. A pesar de diez años de trabajo y millones de dólares gastados en investigación y desarrollo, Edison nunca pudo hacer que el proceso fuera comercialmente práctico y perdió todo el dinero que había invertido. Esto habría significado la ruina financiera si Edison no hubiera continuado desarrollando el fonógrafo y las películas al mismo tiempo. Tal como estaban las cosas, Edison entró en el nuevo siglo todavía financieramente seguro y listo para asumir otro desafío.

El nuevo desafío de Edison fue desarrollar una mejor batería de almacenamiento para su uso en vehículos eléctricos. Edison disfrutó mucho de los automóviles y durante su vida fue dueño de varios tipos diferentes, impulsados ​​por gasolina, electricidad y vapor. Edison pensó que la propulsión eléctrica era claramente el mejor método para impulsar los automóviles, pero se dio cuenta de que las baterías de almacenamiento de plomo-ácido convencionales eran inadecuadas para el trabajo. Edison comenzó a desarrollar una batería alcalina en 1899. Resultó ser el proyecto más difícil de Edison, y tomó diez años desarrollar una batería alcalina práctica. Para cuando Edison presentó su nueva batería alcalina, el automóvil de gasolina había mejorado tanto que los vehículos eléctricos eran cada vez menos comunes y se utilizaban principalmente como vehículos de reparto en las ciudades. Sin embargo, la batería alcalina de Edison resultó útil para iluminar vagones y señales de ferrocarril, boyas marítimas y lámparas de mineros. A diferencia de la extracción de mineral de hierro, la gran inversión que Edison hizo durante diez años se compensó generosamente y la batería de almacenamiento finalmente se convirtió en el producto más rentable de Edison. Además, el trabajo de Edison allanó el camino para la batería alcalina moderna.

En 1911, Thomas Edison había construido una vasta operación industrial en West Orange. Se habían construido numerosas fábricas a lo largo de los años alrededor del laboratorio original, y el personal de todo el complejo había aumentado a miles. Para administrar mejor las operaciones, Edison reunió a todas las empresas que había comenzado para hacer sus inventos en una sola corporación, Thomas A. Edison Incorporated, con Edison como presidente y presidente. Edison tenía sesenta y cuatro años en ese momento y su función en la empresa y en la vida comenzó a cambiar. Edison dejó más de las operaciones diarias tanto del laboratorio como de las fábricas a otros. El laboratorio mismo hizo un trabajo experimental menos original y, en cambio, trabajó más en refinar los productos existentes de Edison, como el fonógrafo. Aunque Edison continuó solicitando y recibiendo patentes para nuevos inventos, los días de desarrollar nuevos productos que cambiaron vidas y crearon industrias quedaron atrás.

En 1915, se le pidió a Edison que encabezara la Junta Consultiva Naval. Con los Estados Unidos cada vez más cerca de la participación en la Primera Guerra Mundial, la Junta Consultiva Naval fue un intento de organizar los talentos de los principales científicos e inventores de los Estados Unidos en beneficio de las fuerzas armadas estadounidenses. Edison favoreció la preparación y aceptó el nombramiento. La Junta no hizo una contribución notable a la victoria final aliada, pero sirvió como un precedente para la futura cooperación exitosa entre científicos, inventores y el ejército de los Estados Unidos. Durante la guerra, a los setenta años, Edison pasó varios meses en Long Island Sound en un barco de la Armada prestado, experimentando con técnicas para detectar submarinos.

El papel de Edison en la vida comenzó a cambiar de inventor e industrial a ícono cultural, un símbolo del ingenio estadounidense y una historia real de Horatio Alger. En 1928, en reconocimiento a una vida de logros, el Congreso de los Estados Unidos votó a Edison como una Medalla de Honor especial. En 1929 la nación celebró el jubileo de oro de la luz incandescente. La celebración culminó con un banquete en honor a Edison ofrecido por Henry Ford en Greenfield Village, el nuevo museo de historia estadounidense de Ford, que incluyó una restauración completa del Laboratorio de Menlo Park. Entre los asistentes se encontraban el presidente Herbert Hoover y muchos de los principales científicos e inventores estadounidenses.

El último trabajo experimental de la vida de Edison se realizó a pedido de los buenos amigos de Edison, Henry Ford y Harvey Firestone, a fines de la década de 1920. Le pidieron a Edison que buscara una fuente alternativa de caucho para su uso en neumáticos de automóviles. El caucho natural utilizado para los neumáticos hasta ese momento provenía del árbol del caucho, que no crece en los Estados Unidos. El caucho crudo tenía que importarse y se estaba volviendo cada vez más caro. Con su habitual energía y minuciosidad, Edison probó miles de plantas diferentes para encontrar un sustituto adecuado, y finalmente encontró un tipo de hierba Goldenrod que podría producir suficiente caucho para ser factible. Edison todavía estaba trabajando en esto en el momento de su muerte.

Durante los últimos dos años de su vida, Edison se encontraba cada vez más mal de salud. Edison pasó más tiempo fuera del laboratorio y trabajó en Glenmont. Los viajes a la casa de vacaciones familiar en Fort Myers, Florida se hicieron más largos. Edison tenía más de ochenta años y padecía una serie de dolencias. En agosto de 1931, Edison se derrumbó en Glenmont. Esencialmente ligado a la casa desde ese punto, Edison fue disminuyendo constantemente hasta que a las 3:21 am del 18 de octubre de 1931 murió el gran hombre.


Thomas Edison muere

Thomas Alva Edison, uno de los inventores más prolíficos de la historia, muere en West Orange, Nueva Jersey, a la edad de 84 años.

Nacido en Milán, Ohio, en 1847, Edison recibió poca educación formal, que era habitual para la mayoría de los estadounidenses en ese momento. Desarrolló graves problemas de audición a una edad temprana, y esta discapacidad motivó muchos de sus inventos. A los 16 años, encontró trabajo como operador de telégrafo y pronto dedicó gran parte de su energía e ingenio natural a mejorar el sistema de telégrafo en sí. En 1869, se dedicaba a la invención a tiempo completo y en 1876 se mudó a un laboratorio y taller de máquinas en Menlo Park, Nueva Jersey.

Los experimentos de Edison & # x2019s fueron guiados por su notable intuición, pero también se ocupó de emplear asistentes que le proporcionaran la experiencia matemática y técnica que le faltaba. En Menlo Park, Edison continuó su trabajo en el telégrafo, y en 1877 se topó con uno de sus grandes inventos, el fonógrafo, mientras trabajaba en una forma de grabar la comunicación telefónica. Las demostraciones públicas del fonógrafo hicieron que el inventor yanqui fuera mundialmente famoso, y fue apodado el & # x201CWizard of Menlo Park & ​​# x201D.

Aunque el descubrimiento de una forma de grabar y reproducir sonido le aseguró un lugar en los anales de la historia, fue solo la primera de varias creaciones de Edison que transformarían la vida de finales del siglo XIX. Entre otros inventos notables, Edison y sus asistentes desarrollaron la primera bombilla incandescente práctica en 1879, y un precursor de la cámara de cine y el proyector a finales de la década de 1880. En 1887, abrió el primer laboratorio de investigación industrial del mundo en West Orange, donde empleó a decenas de trabajadores para investigar sistemáticamente un tema determinado.


Historia de Edison Motion Pictures

El laboratorio de Edison fue responsable de la invención del Kinetograph (una cámara cinematográfica) y el Kinetoscope (un visor de películas con mirilla). La mayor parte de este trabajo fue realizado por el asistente de Edison, William Kennedy Laurie Dickson, a partir de 1888. Las películas se convirtieron en una industria del entretenimiento exitosa en menos de una década, con kinetoscopios de un solo espectador dando paso a películas proyectadas para audiencias masivas. La Edison Manufacturing Co. (más tarde conocida como Thomas A. Edison, Inc.) no solo construyó el aparato para filmar y proyectar películas, sino que también produjo películas para el consumo público. La mayoría de los primeros ejemplos fueron realidades que mostraban personajes famosos, noticias, desastres, personas en el trabajo, nuevos modos de viajar y tecnología, vistas panorámicas, exposiciones y otras actividades de ocio. A medida que la popularidad de las realidades disminuyó, el énfasis en la producción de la compañía se trasladó a las comedias y dramas.

Esta colección incluye 341 películas de Edison, incluidos 127 títulos también disponibles en otras agrupaciones de películas de American Memory. El primer ejemplo es una prueba de cámara realizada en 1891, seguida de otras pruebas y una amplia variedad de realidades y dramas hasta el año 1918, cuando la compañía de Edison dejó de producir películas. La presentación también ofrece una breve historia del trabajo de Edison con películas cinematográficas, así como una descripción general de los diferentes géneros cinematográficos producidos por la empresa Edison.


Historia del fonógrafo cilíndrico

Catálogo / Anuncio de fonógrafo:
"Quiero un fonógrafo en cada hogar".

El fonógrafo se desarrolló como resultado del trabajo de Thomas Edison en otros dos inventos, el telégrafo y el teléfono. En 1877, Edison estaba trabajando en una máquina que transcribiría mensajes telegráficos a través de hendiduras en cinta de papel, que luego podría enviarse por telégrafo repetidamente. Este desarrollo llevó a Edison a especular que un mensaje telefónico también podría grabarse de manera similar. Experimentó con un diafragma que tenía un punto de relieve y se sostenía contra papel de parafina que se movía rápidamente. Las vibraciones del habla hicieron mellas en el papel. Más tarde, Edison cambió el papel a un cilindro de metal con papel de aluminio envuelto alrededor. La máquina tenía dos unidades de diafragma y aguja, una para grabar y otra para reproducir. Cuando uno hablaba por una boquilla, las vibraciones del sonido serían incrustadas en el cilindro por la aguja de grabación en un patrón de surco vertical (o colina y valle). Edison le dio un boceto de la máquina a su mecánico, John Kruesi, para que la construyera, lo que supuestamente Kruesi hizo en 30 horas. Edison probó inmediatamente la máquina pronunciando la canción infantil en la boquilla, "María tenía un corderito". Para su asombro, la máquina le devolvió las palabras.

Aunque más tarde se afirmó que la fecha de este evento fue el 12 de agosto de 1877, algunos historiadores creen que probablemente sucedió varios meses después, ya que Edison no solicitó una patente hasta el 24 de diciembre de 1877. Además, el diario de uno de los Los ayudantes de Edison, Charles Batchelor, parecen confirmar que el fonógrafo no se construyó hasta el 4 de diciembre y se terminó dos días después. La patente del fonógrafo se expidió el 19 de febrero de 1878. La invención era muy original. La única otra evidencia registrada de tal invención estaba en un artículo del científico francés Charles Cros, escrito el 18 de abril de 1877. Sin embargo, había algunas diferencias entre las ideas de los dos hombres, y el trabajo de Cros seguía siendo solo una teoría, ya que lo hizo. no producir un modelo funcional de la misma.

Fonógrafo original de Edison Tin Foil. Foto cortesía del Departamento del Interior de EE. UU., Servicio de Parques Nacionales, Sitio Histórico Nacional de Edison.

Edison llevó su nuevo invento a las oficinas de Científico americano en la ciudad de Nueva York y se lo mostró al personal allí. Como se informó en la edición del 22 de diciembre de 1877, "el Sr. Thomas A. Edison llegó recientemente a esta oficina, colocó una pequeña máquina en nuestro escritorio, hizo girar una manivela y la máquina preguntó por nuestra salud, preguntó si nos gustaba el fonógrafo , nos informó que estaba muy bien, y nos deseó cordialmente buenas noches ". El interés fue grande, y la invención se informó en varios periódicos de Nueva York y más tarde en otros periódicos y revistas estadounidenses.

La Edison Speaking Phonograph Company se estableció el 24 de enero de 1878 para explotar la nueva máquina exhibiéndola. Edison received $10,000 for the manufacturing and sales rights and 20% of the profits. As a novelty, the machine was an instant success, but was difficult to operate except by experts, and the tin foil would last for only a few playings.

Ever practical and visionary, Edison offered the following possible future uses for the phonograph in North American Review in June 1878:

  1. Letter writing and all kinds of dictation without the aid of a stenographer.
  2. Phonographic books, which will speak to blind people without effort on their part.
  3. The teaching of elocution.
  4. Reproduction of music.
  5. The "Family Record"--a registry of sayings, reminiscences, etc., by members of a family in their own voices, and of the last words of dying persons.
  6. Music-boxes and toys.
  7. Clocks that should announce in articulate speech the time for going home, going to meals, etc.
  8. The preservation of languages by exact reproduction of the manner of pronouncing.
  9. Educational purposes such as preserving the explanantions made by a teacher, so that the pupil can refer to them at any moment, and spelling or other lessons placed upon the phonograph for convenience in committing to memory.
  10. Connection with the telephone, so as to make that instrument an auxiliary in the transmission of permanent and invaluable records, instead of being the recipient of momentary and fleeting communication.

Eventually, the novelty of the invention wore off for the public, and Edison did no further work on the phonograph for a while, concentrating instead on inventing the incadescent light bulb.

In the void left by Edison, others moved forward to improve the phonograph. In 1880, Alexander Graham Bell won the Volta Prize of $10,000 from the French government for his invention of the telephone. Bell used his winnings to set up a laboratory to further electrical and acoustical research, working with his cousin Chichester A. Bell, a chemical engineer, and Charles Sumner Tainter, a scientist and instrument maker. They made some improvements on Edison's invention, chiefly by using wax in the place of tin foil and a floating stylus instead of a rigid needle which would incise, rather than indent, the cylinder. A patent was awarded to C. Bell and Tainter on May 4, 1886. The machine was exhibited to the public as the graphophone. Bell and Tainter had representatives approach Edison to discuss a possible collaboration on the machine, but Edison refused and determined to improve the phonograph himself. At this point, he had succeeded in making the incandescent lamp and could now resume his work on the phonograph. His initial work, though, closely followed the improvements made by Bell and Tainter, especially in its use of wax cylinders, and was called the New Phonograph.

The Edison Phonograph Company was formed on October 8, 1887, to market Edison's machine. He introduced the Improved Phonograph by May of 1888, shortly followed by the Perfected Phonograph. The first wax cylinders Edison used were white and made of ceresin, beeswax, and stearic wax.

Edison Home Phonograph

Businessman Jesse H. Lippincott assumed control of the phonograph companies by becoming sole licensee of the American Graphophone Company and by purchasing the Edison Phonograph Company from Edison. In an arrangement which eventually included most other phonograph makers as well, he formed the North American Phonograph Company on July 14, 1888. Lippincott saw the potential use of the phonograph only in the business field and leased the phonographs as office dictating machines to various member companies which each had its own sales territory. Unfortunately, this business did not prove to be very profitable, receiving significant opposition from stenographers.

Meanwhile, the Edison Factory produced talking dolls in 1890 for the Edison Phonograph Toy Manufacturing Co. The dolls contained tiny wax cylinders. Edison's relationship with the company ended in March of 1891, and the dolls are very rare today. The Edison Phonograph Works also produced musical cylinders for coin-slot phonographs which some of the subsidiary companies had started to use. These proto-"jukeboxes" were a development which pointed to the future of phonographs as entertainment machines.

In the fall of 1890, Lippincott fell ill and lost control of the North American Phonograph Co. to Edison, who was its principal creditor. Edison changed the policy of rentals to outright sales of the machines, but changed little else.

Edison increased the entertainment offerings on his cylinders, which by 1892 were made of a wax known among collectors today as "brown wax." Although called by this name, the cylinders could range in color from off-white to light tan to dark brown. An announcement at the beginning of the cylinder would typically indicate the title, artist, and company.

Advertisement for the Edison New Standard Phongraph, in Harper's, September 1898.

In 1894, Edison declared bankruptcy for the North American Phonograph Company, a move that enabled him to buy back the rights to his invention. It took two years for the bankruptcy affairs to be settled before Edison could move ahead with marketing his invention. The Edison Spring Motor Phonograph appeared in 1895, even though technically Edison was not allowed to sell phonographs at this time because of the bankruptcy agreement. In January 1896, he started the National Phonograph Company which would manufacture phonographs for home entertainment use. Within three years, branches of the company were located in Europe. Under the aegis of the company, he announced the Spring Motor Phonograph in 1896, followed by the Edison Home Phonograph, and he began the commercial issue of cylinders under the new company's label. A year later, the Edison Standard Phonograph was manufactured, and then exhibited in the press in 1898. This was the first phonograph to carry the Edison trademark design. Prices for the phonographs had significantly diminished from its early days of $150 (in 1891) down to $20 for the Standard model and $7.50 for a model known as the Gem, introduced in 1899.

Standard-sized cylinders, which tended to be 4.25" long and 2.1875" in diameter, were 50 cents each and typically played at 120 r.p.m. A variety of selections were featured on the cylinders, including marches, sentimental ballads, minstrel dialect songs, hymns, comic monologues and descriptive specialities, which offered sound reenactments of events.

The early cylinders had two significant problems. The first was the short length of the cylinders, only 2 minutes. This necessarily narrowed the field of what could be recorded. The second problem was that no mass method of duplicating cylinders existed. Most often, performers had to repeat their performances when recording in order to amass a quantity of cylinders. This was not only time-consuming, but costly.

The Edison Concert Phonograph, which had a louder sound and a larger cylinder measuring 4.25" long and 5" in diameter, was introduced in 1899, retailing for $125 and the large cylinders for $4. The Concert Phonograph did not sell well, and prices for it and its cylinders were dramatically reduced. Their production ceased in 1912.

A process for mass-producing duplicate wax cylinders was put into effect in 1901. The cylinders were molded, rather than engraved by a stylus, and a harder wax was used. The process was referred to as Gold Moulded, because of a gold vapor given off by gold electrodes used in the process. Sub-masters were created from the gold master, and the cylinders were made from these molds. From a single mold, 120 to 150 cylinders could be produced every day. The new wax used was black in color, and the cylinders were initially called New High Speed Hard Wax Moulded Records until the name was changed to Gold Moulded. By mid-1904, the savings in mass duplication was reflected in the price for cylinders which had been lowered to 35 cents each. Beveled ends were made on the cylinders to accommodate titles.

A new business phonograph was introduced in 1905. Similar to a standard phonograph, it had alterations to the reproducer and mandrel. The early machines were difficult to use, and their fragility made them prone to failure. Even though improvements were made to the machine over the years, they still cost more than the popular, inexpensive Dictaphones put out by Columbia. Electrical motors and controls were later added to the Edison business machine, which improved their performance. (Some Edison phonographs made before 1895 also had electric motors, until they were replaced by spring motors.)

At this point, the Edison business phonograph became a dictating system. Three machines were used: the executive dictating machine, the secretarial machine for transcribing, and a shaving machine used to recycle used cylinders. This system can be seen in the Edison advertising film, The Stenographer's Friend, filmed in 1910. An improved machine, the Ediphone, was introduced in 1916 and steadily grew in sales after World War I and into the 1920's.

Catalog for Edison moulded cylinder records, March 1903.

In terms of playing time, the 2-minute wax cylinder could not compete well against competitors' discs, which could offer up to four minutes. In response, the Amberol Record was presented in November 1908, which had finer grooves than the two-minute cylinders, and thus, could last as long as 4 minutes. The two-minute cylinders were then referred to in the future as Edison Two-Minute Records, and then later as Edison Standard Records. In 1909, a series of Grand Opera Amberols (a continuation of the two-minute Grand Opera Cylinders introduced in 1906) was put on the market to attract the higher-class clientele, but these did not prove successful. The Amberola I phonograph was introduced in 1909, a floor-model luxury machine with high-quality performance, and was supposed to compete with the Victrola and Grafonola.

In 1910, the company was reorganized into Thomas A. Edison, Inc. Frank L. Dyer was initially president, then Edison served as president from December 1912 until August 1926, when his son, Charles, became president, and Edison became chairman of the board.

Columbia, one of Edison's chief competitors, abandoned the cylinder market in 1912. (Columbia had given up making its own cylinders in 1909, and until 1912 was only releasing cylinders which it had acquired from the Indestructible Phonographic Record Co.) The United States Phonograph Co. ceased production of its U.S. Everlasting cylinders in 1913, leaving the cylinder market to Edison. The disc had steadily grown in popularity with the consumer, thanks especially to the popular roster of Victor artists on disc. Edison refused to give up the cylinder, introducing instead the Blue Amberol Record, an unbreakable cylinder with what was arguably the best available sound on a recording at the time. The finer sound of the cylinder was partly due to the fact that a cylinder had constant surface speed from beginning to end in contrast to the inner groove distortion that occurred on discs when the surface speed slowed down. Partisans of Edison also argued that the vertical cut in the groove produced a superior sound to the lateral cut of Victor and other disc competitors. Cylinders, though, had truly peaked by this time, and even the superior sound of the Blue Amberols could not persuade the larger public to buy cylinders. Edison conceded to this reality in 1913 when he announced the manufacture of the Edison Disc Phonograph. The Edison Company did not desert its faithful cylinder customers, however, and continued to make Blue Amberol cylinders until the demise of the company in 1929, although most from 1915 on were dubbed from the Diamond Discs.

Information for this section was culled from the following sources:


What Jobs Did Thomas Edison Have?

Thomas Alva Edison, famed American inventor and holder of 1,093 U.S. patents, sold newspapers, published his own newspaper and worked as a telegraph operator prior to becoming a full-time inventor and entrepreneurial businessman. He began selling newspapers at age 12 and worked as a telegraph operator from 15 to 22.

When Edison was 22 years old, he sold one of his inventions for $40,000, quit his telegraph operator job and devoted himself to inventing full-time. He built an independent industrial research facility with machine shops and laboratories. After patenting the light bulb in 1880, Edison started a company, the Edison Illuminating Company, to deliver the electricity to power his light bulbs. This utility company later became the General Electric Corporation.


Thomas Edison

He was charismatic. He was brilliant. He had famous rivalries and electrocuted an elephant to death. He created jobs, factories, and some of the most important inventions known to man. He was the Wizard of Menlo Park, and his name was Thomas Alva Edison. The coolest thing about Thomas Edison wasn’t that he invented the lightbulb – it’s that his entire career began in Newark, New Jersey.

More Than Just A Light Bulb

You probably already know that Edison was the inventor of the lightbulb, and that he was the main person who advocated for the use of DC (Direct Current) for lighting systems. What you may not know is how many different inventions he had created during his stay in New Jersey.

The first invention that got peoples’ attention was the phonograph – the world’s first sound playback device. Using the money that he received from the phonograph and the sale of a quadruplex telegraph, he created the first research laboratory in West Orange. Soon after the invention of the phonograph, he moved his operations to a larger lab in Menlo Park.

Even in his earlier days, Edison was known for teaming up with some of the greatest scientists that had ever lived so that he could complete his projects. He’s been known to work with Nikola Tesla, John Sprague, and William Joseph Hammer on various inventions – many of which became major hits in markets around the world.

The Menlo Park Lab

Edison’s Menlo Park research lab was the stuff of legends, and a veritable candyland for anyone who has ever wanted to create. It was a laboratory that regularly recruited the best of the best to work on projects that would have been the stuff of science fiction and imagination for anyone else of the time. It was a laboratory that was regularly stocked with almost any material known to man – including over 8,000 chemicals, animal hair, silk, and metals galore.

It was there in Menlo Park that the lightbulb, DC current, the carbon microphone that was standard in all phones, as well as the fluoroscope were all invented. In the mid-1880’s, Edison also invented the world’s first financially viable way to generate heat and electricity for homes throughout the area. Party due to the lightbulb and the methods in which he was able to help people power their home, Menlo Park’s laboratory quickly became synonymous with state of the art inventions that were quick to revolutionize the way life was lived.

The Menlo Park lab became one of the world’s most famous locations for those who wanted to invent. It didn’t take too long for the lab to also expand to a full two city blocks in size. Because of his natural inventive character, and because he seemed to be able to “magically” make things work, Thomas Edison quickly became known as the “Wizard of Menlo Park.”
The Entrepreneur

Many people often forget that he was not just an inventor, but an exceptionally shrewd businessman. Edison was the head of a number of major companies – many of which are still extant today. You might have heard of General Electric, which was known back in the day as Edison General Electric. He also was the founder of the Edison Illuminating Company, which was credited with helping many homes and businesses get light. Oddly, it was Edison’s cutthroat business practiced that earned him the hatred of several rivals – including Westinghouse and Tesla.

The Rivalries

The vast majority of Edison’s rivalries, if not all, were sparked by his drive to maximize profits at his company. His most famous rivalry was solely based on making sure that his Direct Current electricity overtook Westinghouse’s Alternating Current as the number one mode of electric power in the US in the 1880’s. It was a competition and heated rivalry that was so vicious, so outspoken, that it became known as the Battle of the Currents.

Though people generally approved of Westinghouse’s cheaper Alternating Current (AC), Edison was not about to let the opportunity to market and install DC transformers in neighborhoods across the country. Edison was the first to provoke the war, and he did it in one of the most brutal, shocking ways imaginable.

The way he began the war was very straightforward – he started a campaign advising people to avoid using Westinghouse’s current citing its dangers. Edison famously spread disinformation about accidentally killings via AC, had multiple scientists preside over electrocutions of animals, and even electrocuted a circus elephant by the name of Topsy in order to prove that Alternating Current was far more deadly than Direct Current.

It may not have been Edison’s best move to pick a fight with Westinghouse. Edison had already refused to pay world-famous electrician Nikola Tesla for his work on a previous project. It should not have come as any surprise to Edison that Tesla would eventually team up with his AC rival Westinghouse to complete a number of patents. Between Tesla and Westinghouse, Edison had every reason to worry about the success of DC current.

Though Edison definitely did an excellent job excorciating Westinghouse’s invention and current, AC generally won out – primarily due to the investments put forth by General Electric after it was bought out by a different company. Though there are still parts of the world that choose DC current, most homes and businesses are now powered by Westinghouse’s choice current.

Edison And New Jersey Now

Edison definitely left a huge mark on New Jersey history. In fact, you might have noticed that Menlo Park is no longer even called Menlo Park anymore. It’s been renamed to Edison, with only the local mall really keeping its original name.

The town also has a fully functional museum dedicated to Edison’s achievements – the Thomas Edison Center, also known as the Menlo Park Museum. The museum holds a model of the Menlo Park laboratory, various inventions created by the Wizard himself, as well as access to a state park that was also dedicated in his name.

If you want to take a look at the place where Thomas Edison called home, you can also check out the Thomas Edison National Historic Park. The beautiful red house which sits on the property is actually his old home, and the laboratory that he built in West Orange still remains intact on the park property. This museum comes with guided audio tours, amazing exhibits and a chance to watch some of the movies that Edison created.

For future scholars who look up to the father of modern lighting, there’s also a Thomas Edison College located in the state. Rutgers New Brunswick has also been known to hold Edison-themed discussions and gatherings from time to time as well.

In 2008, Edison was also inducted into the New Jersey Hall of Fame. In other words, the guy is still pretty big in New Jersey – even if he passed away over 50 years ago. So, if you want to check out anything Edison-related, New Jersey’s the best place to be.


Edison the Telegrapher

While Edison worked for the railroad, a near-tragic event turned fortuitous for the young man. After Edison saved a three-year-old from being run over by an errant train, the child’s grateful father rewarded him by teaching him to operate a telegraph. By age 15, he had learned enough to be employed as a telegraph operator. 

For the next five years, Edison traveled throughout the Midwest as an itinerant telegrapher, subbing for those who had gone to the Civil War. In his spare time, he read widely, studied and experimented with telegraph technology, and became familiar with electrical science.

In 1866, at age 19, Edison moved to Louisville, Kentucky, working for The Associated Press. The night shift allowed him to spend most of his time reading and experimenting. He developed an unrestricted style of thinking and inquiry, proving things to himself through objective examination and experimentation. 

Initially, Edison excelled at his telegraph job because early Morse code was inscribed on a piece of paper, so Edison&aposs partial deafness was no handicap. However, as the technology advanced, receivers were increasingly equipped with a sounding key, enabling telegraphers to "read" message by the sound of the clicks. This left Edison disadvantaged, with fewer and fewer opportunities for employment.

In 1868, Edison returned home to find his beloved mother was falling into mental illness and his father was out of work. The family was almost destitute. Edison realized he needed to take control of his future. 

Upon the suggestion of a friend, he ventured to Boston, landing a job for the Western Union Company. At the time, Boston was America&aposs center for science and culture, and Edison reveled in it. In his spare time, he designed and patented an electronic voting recorder for quickly tallying votes in the legislature. 


History of Edison Sound Recordings

--Thomas A. Edison on hearing his voice play back to him from his first tin foil phonograph.

Of all his inventions, Thomas A. Edison was most fond of the phonograph. As a result of his work on two other inventions, the telegraph and the telephone, Edison happened upon a way to record sound on tinfoil-coated cylinders in 1877. Edison set aside this invention in 1878 to work on the incandescent light bulb, and others moved forward to improve on his invention, including Chichester A. Bell and Charles Sumner Tainter, who developed a wax cylinder for the phonograph. In 1887, Edison resumed work on his phonograph, using wax cylinders. Although initially used as a dictating machine for offices, the phonograph proved to be a popular form of entertainment, and Edison eventually offered a variety of recording selections to the public through his National Phonograph Company. Edison introduced improved phonograph models and cylinders over the years, ending with the Blue Amberol Record, an unbreakable cylinder with superior sound. In 1910, the company was reorganized into Thomas A. Edison, Inc. The Edison Disc Phonograph was developed in 1912 with the aim of competing in the popular disc market. The Edison Diamond Discs offered excellent sound, but were not compatible with other disc players. The advent of radio caused business to sour in the 1920's. Edison gave in to the popular trend and offered lateral-cut records and accompanying portable players in the summer of 1929, before recording production at Edison ceased forever in October 1929.

Histories of the Edison cylinder and disc phonographs are offered on the following pages along with selected representative recordings from the company, showing the variety produced during its existence. These selections include instrumental, vocal, spoken word, spoken comedy, foreign language and ethnic, religious, opera and concert recordings.


Ver el vídeo: Mini Bio - Thomas Edison


Comentarios:

  1. Wareine

    Tal vez estoy de acuerdo con tu frase.

  2. Salkree

    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ...

  3. Ranald

    el pensamiento muy valioso

  4. Keme

    ¡Cómo no podría ser mejor!

  5. Zulkijinn

    Un tema interesante, participaré. Sé que juntos podemos llegar a la respuesta correcta.

  6. Ramirez

    En ella algo es. Muchas gracias por la explicación, ahora lo sabré.



Escribe un mensaje