Antes de su llegada a Santa Elena, ¿era Napoleón un prisionero de guerra legalmente?

Antes de su llegada a Santa Elena, ¿era Napoleón un prisionero de guerra legalmente?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Me gustaría saber si en la ley Napoleón era un prisionero de guerra cuando se entregó a los británicos después de la Batalla de Waterloo, conservó ese estatus hasta el momento en que aterrizó en Santa Helena y cambió su estatus legal en ¿Santa Elena porque pertenecía a la Compañía de las Indias Orientales y no al gobierno británico?

Napoleón se rindió al HMS Bellerophon el 15 de julio de 1815. Fue transportado a la costa sur de Inglaterra y finalmente zarpó para su encarcelamiento en Santa Helena en el HMS Northumberland el 7 de agosto. Llegó a Santa Elena el 1 de octubre.

Creo que dos tratados son relevantes. Primero, la Convención de St Cloud se firmó el 7 de julio de 1815. Esto significó el fin de las hostilidades y permitió a las tropas británicas y prusianas entrar libremente en París. Napoleón se rindió después de esta fecha.

Más importante (creo), el Tratado de París fue firmado por Gran Bretaña y Francia el 20 de noviembre de 1815. El artículo 10 de este decía: “Todos los prisioneros tomados durante las hostilidades, así como todos los rehenes que puedan haber sido llevados o entregados, serán restaurados en el menor tiempo posible..”

Una búsqueda de noticias en el London Times sugiere que, en la práctica, el gobierno británico no empezó a liberar a los prisioneros franceses hasta finales de diciembre de 1815: “El gobierno dio instrucciones en el transcurso de la semana pasada a los agentes de los depósitos de las prisiones de Forton y Dartmoor (capitanes MOTTLEY y SHORTLAND) para que proporcionaran embarcaciones y enviaran a casa a todos los prisioneros franceses que están bajo su cargo. Ayer, los que estaban confinados en Forton comenzaron a enviarse, ya sea para Havre o Cherburgh.". (The Times, 26 de diciembre de 1815, pág. 3).

La relevancia de todo esto es que Napoleón llegó a Santa Elena el 1 de octubre, ANTES de la firma del Tratado de París. Dado que Santa Helena pertenecía a la Compañía de las Indias Orientales, sospecho que la isla quedó fuera de la jurisdicción de los tribunales británicos DESPUÉS de la firma del Tratado (en relación con los poderes legislativos independientes de la EIC, especialmente las páginas 19 y 20). En otras palabras, una vez que lo llevaron allí, las autoridades británicas ya no estaban obligadas a liberarlo de acuerdo con los términos del Tratado de París. Puede ser que este fuera un motivo importante para enviar a Napoleón a Santa Elena, no solo porque estaba muy aislado.


En el libro Napoleón después de Waterloo: Inglaterra y la decisión de Santa Elena Por Michael John Thornton, el estado de Napoleón se analiza con gran detalle, incluidas las cuestiones de derecho.

Hay varias consideraciones:

  1. Napoleón había sido declarado criminal y loco en el Declaración de los poderes contra Napoleón.
  2. "En consecuencia, el Potestades declara que Napoleón Bonaparte está excluido de las relaciones civiles y sociales y, como enemigo y perturbador de la tranquilidad del mundo, ha incurrido en venganza pública ".
  3. Napoleón había abdicado y buscado asilo en Gran Bretaña.
  4. Las guerras habían terminado en el momento de la abdicación de Napoleón.

El 13 de julio de 1815, Napoleón escribió a Su Alteza Real, el Príncipe Regente:

Carta de Napoleón pidiendo la hospitalidad de los británicos

El príncipe regente se negó a ofrecer hospitalidad en Gran Bretaña, por lo que fue transportado sumariamente a Santa Elena, una isla distante y aislada en el Atlántico sur, para quedarse el resto de sus días.

Nota agregada gracias a la investigación de @ user8654. Unos meses después se aprobó una ley "por la detención más eficaz de Napoleón Buonaparte", un ex post facto ley destinada a regularizar la detención indefinida de Napoleón a voluntad del gobierno británico. En este acto se establece que debe ser tratado como un prisionero de guerra, esto a pesar de que todos los prisioneros capturados durante las guerras ya han sido liberados.

Este acto regularizó la detención indefinida de Napoleón.

Prisioneros y detenidos en guerra analiza la evolución de la teoría jurídica de los prisioneros tomados durante la guerra; ha evolucionado considerablemente desde los días de la Revolución Francesa y las guerras napoleónicas; uno no debería esperar que el estatus legal de "prisionero de guerra" pudiera incluso ser determinado para un gobernante que había abdicado


Ciertamente no. Las leyes no se pueden aplicar en el tiempo. No existía una noción legal de prisionero de guerra en la época de Napoleón. La legislación internacional correspondiente no se introdujo hasta finales del siglo XIX.

E incluso con esta legislación no calificaría. Mucho más tarde (a mediados del siglo XX) se definió un "criminal de guerra". Quizás calificaría para "planear y realizar una guerra de agresión". Pero esto fue más de un siglo después de la época de Napoleón.


Napoleón muere en el exilio

Napoleón Bonaparte, el ex gobernante francés que una vez gobernó un imperio que se extendía por Europa, muere como prisionero británico en la remota isla de Santa Elena en el sur del Océano Atlántico.

Napoleón, nacido en Córcega, uno de los más grandes estrategas militares de la historia, ascendió rápidamente en las filas del Ejército Revolucionario Francés a finales de la década de 1790. En 1799, Francia estaba en guerra con la mayor parte de Europa, y Napoleón regresó a casa de su campaña egipcia para tomar las riendas del gobierno francés y salvar a su nación del colapso. Después de convertirse en primer cónsul en febrero de 1800, reorganizó sus ejércitos y derrotó a Austria. En 1802, estableció el Código Napoleónico, un nuevo sistema de derecho francés, y en 1804 fue coronado emperador de Francia en la catedral de Notre Dame. En 1807, Napoleón controlaba un imperio que se extendía desde el río Elba en el norte, pasando por Italia en el sur y desde los Pirineos hasta la costa dálmata.

A partir de 1812, Napoleón comenzó a encontrar las primeras derrotas significativas de su carrera militar, sufriendo una desastrosa invasión de Rusia, perdiendo España ante el duque de Wellington en la Guerra de la Península y sufriendo una derrota total contra una fuerza aliada en 1814. Exiliado a de la isla de Elba, escapó a Francia a principios de 1815 y formó un nuevo Gran Ejército que disfrutó de un éxito temporal antes de su aplastante derrota en Waterloo contra una fuerza aliada bajo el mando de Wellington el 18 de junio de 1815. Posteriormente, Napoleón fue exiliado a la isla de Santa Helena. frente a las costas de África. Seis años después, murió, muy probablemente de cáncer de estómago, y en 1840 su cuerpo fue devuelto a París, donde fue enterrado en el Hotel des Invalides. & # XA0


Debería haber ganado

En septiembre de 1815, de camino a Santa Elena, Napoleón lamentó:

¡Ah! ¡Si [la Batalla de Waterloo] se volviera a hacer! (1)

Napoleón estaba asombrado de haber perdido. En Santa Elena, en diciembre de 1815, le dijo al Conde de Las Cases:

[Todo fue fatal en ese compromiso, incluso asumió la apariencia de absurdo, sin embargo, [Napoleón] debería haber ganado la victoria. Nunca ninguna de sus batallas había presentado menos dudas a su mente y todavía estaba perdido para explicar lo que había sucedido. (2)

El 18 de junio de 1816, primer aniversario de la batalla de Waterloo,

[l] a circunstancia fue mencionada por alguno de los presentes, y el recuerdo de ella produjo una impresión visible en el Emperador. "Día incomprensible", dijo con tono de tristeza. (3)

`` ¡Lo que lamento no es por mí mismo, sino por la infeliz Francia! Con veinte mil hombres menos que yo, deberíamos haber ganado la batalla de Waterloo. Pero fue el Destino lo que me hizo perder el control ''. El Emperador dijo entonces por qué no entendía completamente la batalla. (4)


Ensayo breve sobre el régimen de los cien días de Napoleón

En 1814, según los términos del tratado de París, Napoleón partió hacia Elba junto con sus compañeros. Los aliados celebraron un tratado con el gobernante borbón Luis XVIII, que fue entronizado después de la partida de Napoleón a Elba el 30 de mayo de 1814.

Según las disposiciones del tratado de París, Luis XVIII fue designado emperador de Francia, se impuso una indemnización de guerra a Francia pero su poder militar l sujeto a restricciones.

El tratado de París resultó beneficioso para Francia porque recuperó para el país Santa Lucía, Tobago, Mauricio, que Francia había perdido durante el período revolucionario.

Así, los aliados restablecieron el dominio de los Borbones en Francia sobre la base de la legitimidad principal que propuso Talleyrand.

El Congreso de Viena

Aunque Napoleón fue derrotado y enviado a la isla de Elba, los miembros de la coalición se vieron acosados ​​por dos intrincados problemas:

1. Cómo dividir el imperio de Napoleón entre los vencedores.

2. Cómo normalizar la estructura política perturbada de Europa, ya que era imposible restaurar a todos los reyes depuestos.

Por lo tanto, las potencias aliadas se reunieron en Viena el 1 de noviembre de 1814 para discutir estos problemas y encontrar una solución. Mientras tanto, Napoleón volvió corriendo a Francia desde Elba mientras los miembros de la alianza estaban ocupados bailando y divirtiéndose en Viena.

Napoleon & # 8217s regresando a Francia

El 1 de marzo de 1815, Napoleón regresó a Francia sin avisar a los centinelas ingleses en Cannes. Tan pronto como llegó a Francia, muchos de sus fieles soldados y oficiales se unieron a él.

Su ejército comenzó a crecer rápidamente. Cualquiera que sea el ejército que fue enviado para enfrentarlo, se dirigió a ellos con valentía, & # 8220 Dispara a tu Rey. ¿No me reconoces? Yo era su general y querido emperador. En consecuencia, esos ejércitos también se le unieron.

Marshall, que recibió el título de & # 8216Bravest of the Brave & # 8217 y que declaró que encarcelaría a Napoleón en poco tiempo, también se unió a él. Luis XVIII, quien prometió salvaguardar el trono de Francia a costa de su vida, huyó del país. Así, sin derramar una gota de bio, Napoleón volvió a ocupar el trono de Francia.

Los siguientes factores contribuyeron al éxito de Napoleón en recuperar su trono:

(i) Los aliados estaban comprometidos en el proceso de distribución del territorio de los vencidos entre ellos en Viena y la información de sus diferencias impulsó a Napoleón a actuar.

(ii) La mayoría de la gente no amaba a Luis XVIII. Era un paciente de gota. Aunque dio una constitución liberal al pueblo, quería establecer el Antiguo Régimen (que existía hace 25 años) en Francia para el que el pueblo no estaba preparado.

(iii) Para entonces, los emigrados habían regresado a Francia y el conde de Artoise, hermano de Luis XVIII, se había convertido en su líder.

Tuvo gran influencia sobre el gobierno. También quería establecer el Antiguo Régimen en Francia, pero el pueblo de Francia no quería separarse de los principios de la Revolución.

(iv) Luis XVIII no dio importancia a la gloria militar. Eliminó a muchos generales y soldados de renombre debido a que estaban molestos con él.

(v) Los campesinos temían que Luis XVIII les quitara la tierra que les había sido distribuida, por lo que apoyaron a Napoleón.

(vi) Se suspendió la pensión de Napoleón y no se les entregó la correspondencia con sus familiares.

(vii) La personalidad de Napoleón era bastante atractiva. Su propio nombre deletreaba magia. De ahí que la gente estuviera bajo su carisma y le dieran la bienvenida.

Los factores anteriores lo ayudaron a recuperar el trono de Francia y los miembros de la coalición no pudieron oponerse a él.

Hayes había comentado en este contexto:

& # 8220 Napoleón con el tiempo se sintió seguro de poder contar una vez más con la lealtad de la nación francesa. & # 8221

Tan pronto como Napoleón llegó a Francia, declaró para obtener la simpatía y ganarse el favor de las masas generales:

& # 8220 He vuelto para salvaguardar a los ciudadanos de Francia de los nobles y señores. Salvaguardaré la tierra de los campesinos arrebatada a los nobles, no dejaré que el feudalismo vuelva a establecerse. Cualesquiera que sean los beneficios que la gente haya obtenido de la Revolución, están en peligro, por lo tanto, trataré de salvaguardar los principios de la Revolución. & # 8221

También aseguró al pueblo que mantendría la paz y el orden y renunciaría a la política expansionista.

Su llegada a Francia fue bien recibida por el pueblo y una vez más se convirtió en Emperador de Francia. También consiguió que se redactara una constitución y que la gente la aprobara. Pero los aliados no tenían fe en todos estos actos de Napoleón. Sabían que Napoleón no se apegaría a sus palabras.

Hazen ha escrito sobre el regreso de Napoleón y # 8217 a Francia:

& # 8220El regreso de Napoleón desde Elba seguirá siendo siempre uno de los episodios más románticos de la historia. & # 8221

Batalla de Waterloo

Los aliados olvidaron todas sus diferencias en cuanto se enteraron de la llegada de Napoleón a Francia. Estaban alarmados y estupefactos por la noticia y se prepararon una vez más para aplastarlo.

Acusaron a Napoleón de perturbar la paz de Europa. Mientras tanto, Napoleón había reunido a dos soldados lac. Tenía una fe firme en que sería el ejército conjunto de las naciones aliadas mediante su guerra efectiva.

Los aliados también organizaron dos ejércitos para enfrentar a Napoleón. El duque de Wellington Marshall Blucher fueron nombrados comandantes en jefe de ejércitos, cada uno compuesto por un soldado lac, Napoleón pensó en desafiar a ambos ejércitos antes de su unión.

El 16 de junio derrotó a Marshall Blucher en Ligny. Por otro lado, el general Marshall de Napoleón no permitió que el ejército aliado avanzara más.

El duque de Wellington reunió a su ejército en las llanuras de Waterloo. El 18 de junio de 1815 se libró una batalla decisiva y feroz en las llanuras de Waterloo que se prolongó durante unas siete horas.

El duque de Wellington miró a Napoleón con mucha valentía. Mientras tanto, Marshall Blucher acudió en ayuda del duque de Wellington. Hizo muy grave la situación de Napoleón.

Aunque Napoleón y sus soldados lucharon con un valor encomiable, no pudieron triunfar contra las abrumadoras probabilidades.

Como Napoleón y los soldados estaban intercalados entre los ejércitos, no pudieron escapar de la derrota y, después de una feroz batalla de Waterloo, el destino de Napoleón quedó sellado para siempre. El último acto de la tragedia puso fin a una época y dio el toque de gracia a otra. Napoleón dijo desesperación después de su encarcelamiento:

& # 8220 Debería haber muerto en Waterloo, pero la desgracia es que un hombre busca la muerte más, no puede encontrarla. Los hombres fueron asesinados a mi alrededor antes, atrás y en todas partes. Pero no hubo bala para mí. & # 8221

Caída de Napoleón y su segunda abdicación

Napoleón regresó a París después de su derrota en el campo de batalla de Waterloo, y el 22 de junio de 1815 abdicó el trono de Francia a favor de su hijo, por segunda vez.

Llegó a la costa de Ruchefort para zarpar hacia América, pero no pudo hacerlo y se rindió el 15 de julio de 1815 ante el Capitán británico en el puerto francés. Hazen escribe:

& # 8220 Haciendo lo mejor de la necesidad, se entregó a la generosidad de los británicos. He venido, & # 8217 anunció & # 8216 como Themistocles para buscar la hospitalidad de la nación británica & # 8221.

Fue arrestado y exiliado a la isla desierta de Santa Elena en el mar Atlántico. Permaneció prisionero allí durante seis años y dio su último suspiro el 5 de mayo de 1821 a causa de un cáncer abdominal.

Tenía 51 años y nueve meses en el momento de su muerte y fue enterrado en Santa Elena. Después de veinte años, Napoleón III trajo sus restos a París y los mismos fueron enterrados aquí en una gran tumba de forma ceremonial.

Napoleón pasó su tiempo en Santa Elena escribiendo sus memorias. Demostró ser un verdadero hijo de la Revolución y servidor de los pobres y oprimidos. También escribió sobre sí mismo como adorador de la paz.

Deseaba ser enterrado a orillas del Sena en medio del pueblo francés, a quien amaba profundamente y su último deseo lo cumplió finalmente Napoleón III, veinte años después de su muerte.

El Segundo Tratado de París

Francia no fue molestada en absoluto en el segundo tratado de París porque las naciones aliadas creían que no era culpa de Francia por haber librado la guerra, sino que Napoleón era responsable de ella y, por lo tanto, Francia no debería ser castigada por los errores de Napoleón. Los siguientes fueron los términos de este tratado:

1. Las fronteras de Francia se redujeron a lo que eran en 1790.

2. Se impuso a Francia una indemnización de guerra.

3. Se colocó un ejército en Francia hasta que se efectuó el pago de la indemnización.

4. Todos los ejemplares de Arte debían ser devueltos a sus respectivos países.

La monarquía volvió a ser restaurada en Francia y los Borbones se establecieron en el trono pero era una monarquía constitucional, en la que no se concedían privilegios a los nobles y señores y todos tenían derecho a la libertad y la igualdad.

Así, los principios de la Revolución, a saber, la libertad, la igualdad y la fraternidad habían triunfado sobre la monarquía absoluta.


El diablo de Sharpe

El diablo de Sharpe es la vigésimo primera novela histórica de la serie de Richard Sharpe escrita por Bernard Cornwell y publicada en 1993. La historia se desarrolla en 1820, con Sharpe y Harper en camino a Chile para encontrar a su viejo amigo Blas Vivar. En el camino se encuentran con el exiliado Napoleón Bonaparte y el ex oficial escocés de la Royal Navy Lord Cochrane.

Doña Louisa Vivar, con quien Sharpe se hizo amigo en Rifles de Sharpe, visita la finca Sharpe y le pide al ex fusilero que zarpe hacia Chile en busca de su esposo, Don Blas Vivar, quien ha desaparecido mientras se desempeñaba como Capitán General de la colonia rebelde y puede haber sido víctima de su rival político y sucesor, Miguel. Bautista. Sharpe y Harper navegan a Chile con el coronel español Ruiz y sus oficiales de regimiento a bordo de la fragata. Espíritu Santo, comandado por el Capitán Ardiles. El grupo decide hacer una parada en el camino en Santa Elena para visitar al emperador francés exiliado Napoleón Bonaparte. Napoleón concede una audiencia y les pide a Sharpe y Harper que permanezcan para una conversación privada. Napoleón persuade a Sharpe para que le lleve un regalo a un admirador en Chile.

El cónsul británico George Blair da la bienvenida a Sharpe y Harper al puerto chileno de Valdivia y les informa que el cuerpo de Blas Vivar fue encontrado y enterrado tres meses antes. Sharpe y Harper visitan al adjunto de Bautista, el Capitán Marquinez, para tramitar pases y permisos para viajar a Puerto Crucero, exhumar el cuerpo y devolverlo a España. De vuelta en sus alojamientos, interrumpen a los ladrones que hieren a Harper y escapan con sus posesiones, incluido el regalo de Napoleón.

Sharpe y Harper se encuentran con Bautista, quien anuncia que ha capturado a los ladrones, a quienes ha marcado en el acto, y devuelve todos los bienes robados excepto el regalo de Napoleón. Cuando Bautista pregunta si todo está ahí, Sharpe dice que no falta nada. Marquinez proporciona los pases y permisos requeridos y viaja con Sharpe y Harper en la primera etapa de su viaje. Durante la noche en el "Fuerte Celestial", Sharpe sospecha que su escolta, comandada por el Sargento Dregara, tiene órdenes de matarlos. Él persuade al comandante de la guarnición, el capitán Morillo, para que los deje partir muy temprano a la mañana siguiente y les proporciona un explorador nativo llamado Ferdinand para que los guíe con seguridad a través de las colinas.

Sharpe y Harper llegan a Puerto Crucero y son recibidos por el Mayor Suárez, pero antes de que puedan exhumar el cuerpo, el Sargento Dregara los alcanza y los arresta. Luego de cinco días en prisión, Bautista los acusa de espionaje. Revela que se encontró un mensaje codificado escondido en el regalo de Napoleón. Como castigo, el Capitán General hace ejecutar a Fernando, confisca el dinero y las armas de los fusileros y los deporta de regreso a Europa a bordo del Espíritu Santo.

Lord Cochrane, un ex oficial de la Marina Real ahora al servicio de los rebeldes chilenos bajo Bernardo O'Higgins, tiende una emboscada al Espíritu Santo y, con la ayuda de Sharpe y Harper, capturarlo, tomando prisionero al Capitán Ardiles. Cochrane se reúne con su buque insignia el O'Higgins, repara el hundimiento rápido Espíritu Santo, carga al Mayor Miller y sus infantes de marina a bordo del barco averiado, y zarpa para un ataque suicida contra el puerto de Puerto Crucero.

Cochrane y Miller conducen a los marines a tierra, con Sharpe y Harper a remolque, y con fuego de apoyo desde el O'Higgins capturar la ciudadela. La tumba de Blas Vivar se abre para revelar nada más que un perro muerto en su interior. Un soldado español capturado les informa que Blas Vivar está prisionero en Valdivia, por lo que Sharpe acepta a regañadientes unirse al asalto de Cochrane a la ciudad.

A pesar de estar enormemente superado en número y armamento, Cochrane navega hacia Valdivia, con la esperanza de que sus dos barcos disfrazados sean confundidos con transportes que traen refuerzos muy necesarios. Sin embargo, su artimaña falla. Sharpe recomienda aterrizar en una playa cercana y lidera un asalto a los fuertes periféricos. Los españoles desmoralizados opusieron una resistencia simbólica antes de huir o rendirse, lo que provocó pocas pérdidas de vidas en el bando rebelde. Sin esperar refuerzos, Cochrane marcha con sus pequeñas fuerzas hacia la ciudad misma, donde Sharpe y Harper matan a Dregara. Luego Bautista se suicida.

Al darse cuenta de que Blas Vivar no está preso en Valdivia, Sharpe se enfrenta a Cochrane, quien admite que tomó preso al español y lo abandonó a él y a algunos otros en una isla. Cochrane está conspirando para rescatar a Napoleón, para que pueda crear otro imperio en el Nuevo Mundo. El mensaje codificado era el acuerdo de Napoleón con el plan de Cochrane. Cochrane engañó a Sharpe porque necesitaba su ayuda para liberar a Valdivia.

Cochrane libera a Blas Vivar, pero lo mantiene a él, Sharpe y Harper incomunicados hasta que el barco de rescate zarpa. Cuando son liberados, los tres hombres regresan a Santa Elena, pero se quedan atónitos al saber que Napoleón ha muerto. Sharpe, inmensamente aliviado de no ser responsable de iniciar otra guerra, se prepara para regresar a casa para siempre.


Napoleón abdica del trono y es exiliado a Elba

El 11 de abril de 1814, Napoleón Bonaparte, emperador de Francia y uno de los mayores líderes militares de la historia, abdica del trono y, en el Tratado de Fontainebleau, es desterrado a la isla mediterránea de Elba.

El futuro emperador nació en Ajaccio, Córcega, el 15 de agosto de 1769. Después de asistir a la escuela militar, luchó durante la Revolución Francesa de 1789 y ascendió rápidamente en las filas militares, liderando a las tropas francesas en una serie de campañas exitosas en toda Europa en el finales de 1700. En 1799, se había establecido en la cima de una dictadura militar. En 1804, se convirtió en emperador de Francia y continuó consolidando el poder a través de sus campañas militares, de modo que en 1810 gran parte de Europa quedó bajo su dominio. Aunque Napoleón se ganó la reputación de ser inseguro y hambriento de poder, también se le atribuye la promulgación de una serie de importantes reformas políticas y sociales que tuvieron un impacto duradero en la sociedad europea, incluidos los sistemas judiciales, las constituciones, los derechos de voto para todos los hombres y el fin del feudalismo. Además, apoyó la educación, la ciencia y la literatura. Su Código Napoleón, que codificó las libertades clave obtenidas durante la Revolución Francesa, como la tolerancia religiosa, sigue siendo la base del derecho civil francés.

En 1812, pensando que Rusia estaba tramando una alianza con Inglaterra, Napoleón lanzó una invasión contra los rusos que finalmente terminó con sus tropas retirándose de Moscú y gran parte de Europa uniéndose contra él. En 1814, las fuerzas rotas de Napoleón se rindieron y Napoleón se ofreció a dimitir en favor de su hijo. Cuando esta oferta fue rechazada, abdicó y fue enviado a Elba. En marzo de 1815, escapó de su exilio en la isla y regresó a París, donde recuperó seguidores y recuperó su título de emperador, Napoleón I, en un período conocido como los Cien Días. Sin embargo, en junio de 1815, fue derrotado en la sangrienta batalla de Waterloo. La derrota de Napoleón y # x2019 finalmente marcó el fin de la dominación de Francia y # x2019 sobre Europa. Abdicó por segunda vez y fue exiliado a la remota isla de Santa Elena, en el Atlántico sur, donde vivió el resto de sus días. Murió a los 52 años el 5 de mayo de 1821, posiblemente de cáncer de estómago, aunque algunas teorías sostienen que fue envenenado.


Antes de su llegada a Santa Elena, ¿era Napoleón un prisionero de guerra legalmente? - Historia

Mi peregrinaje a Santa Elena

Conferencia pronunciada en el 27th Consortium on Revolutionary Europe, Louisiana State University, Louisiana, EE. UU.

Napoleón como emperador en el momento de su coronación, luciendo el collar de la Legión de Honor, que fundó en 1802.

Napoleón

Si alguna vez un gobernante debió su posición a lo que se llama la "voluntad del pueblo". Napoleón lo hizo. Napoleón la ganó por su éxito con la espada, no la espada de ejecución, ni la espada de la guillotina, sino la espada de batalla contra los enemigos de Francia.

El pueblo de Francia eligió a Napoleón como Emperador, porque salvó a Francia de sus enemigos y defendió los logros de la Revolución en casa.

Napoleón estableció tanto el Banco de Francia como la bolsa francesa (bolsa de valores), así como las juntas tributarias nacionales y departamentales, para asegurar una tributación equitativa para todos. En consecuencia, los ingresos de los campesinos franceses se dispararon.

Napoleón estableció premios como la "Legión de Honor" para recompensar a aquellos cuyos servicios a la nación merecían un reconocimiento especial. El destinatario podía ser científico, compositor, legislador, clérigo, escritor y un soldado.

En el área de obras públicas, se completaron más de 20.000 millas de carreteras imperiales y 12.000 millas de carreteras regionales, se construyeron casi mil millas de canales, se construyó la carretera Gran Cornisa a lo largo de la costa mediterránea, se construyeron carreteras de montaña a través de los Alpes por caminos de Simplon Pass y Mont. Cenis y los puertos se dragaron y ampliaron en muchos puertos, incluidos Dunkerque y Cherburgo.

París no solo fue embellecida con la construcción de bulevares, puentes y monumentos, sino que los Archivos Nacionales recibieron un hogar permanente. Napoleón también salvó el Louvre.

Se construyeron edificios monumentales en todo el Imperio y se conservaron estructuras, como la Catedral Imperial de Speyer, que Lutero hizo famosa, mientras que el trabajo en las torres de la gran catedral de Colonia continuó por orden de Napoleón. De hecho, la obra arquitectónica de Napoleón se puede encontrar esparcida por Europa, desde Roma hasta Viena.

En Francia se establecieron "think tanks" y centros de investigación para trabajar en proyectos vitales para la economía nacional. Se organizó una Junta Industrial para proporcionar datos e información a la industria francesa, como lo demuestra el éxito del cultivo de remolacha azucarera y la industria conservera.

Para la religión, Napoleón puso fin al cisma y restauró la Iglesia católica a Francia por el Concordato en 1801. Aseguró la libertad de religión y la igualdad a las sectas protestantes, y declaró a Francia la patria de los judíos, después de que se hizo evidente que no podía establecer su hogar nacional en Palestina.

El Código de Napoleón estableció la igualdad ante la ley, enfatizó la santidad de la familia y aseguró los logros legales de la Revolución. El Código de Procedimiento Civil aseguró el uso generalizado de la mediación en los tribunales y las leyes, y los tribunales se secularizaron.

Napoleón creó la Universidad Imperial para administrar la educación francesa. Se establecieron escuelas especializadas de ingeniería y tecnología junto con los famosos lyc & eacutees para asegurar una educación científica. El establecimiento de una Escuela Profesional de Partería y la primera Escuela de Obstetricia se formaron durante el consulado y la Escuela de Ciencias Veterinarias se profesionalizó bajo Napoleón.

En el ejército, Napoleón fue pionero en lo que hoy describimos como los "principios de la guerra" que son estudiados por casi todas las academias militares del mundo. Los ejércitos de hoy se basan en la organización creada por Napoleón para su Gran Ejército y se ha utilizado desde entonces.

Muchos historiadores afirman que Napoleón creó su propia leyenda en Santa Elena. Lo cierto es que su leyenda comenzó en Toulon en 1793.

Lord Holland, hablando en la Casa Británica de Pares, habló sobre el emperador fallecido en agosto de 1833. Dijo: "Las mismas personas que detestaron a este gran hombre han reconocido que durante diez siglos no ha aparecido sobre la tierra un personaje más extraordinario".

De hecho, este es un tributo al Emperador.

La verdad pasa por tres etapas

  1. Primero: es ridiculizado
  2. Segundo: es atacado violentamente
  3. Tercero: se acepta como evidente por sí mismo.

Es fácil sucumbir a la tentación de citar a autoridades reconocidas y obtener información de fuentes secundarias en lugar de realizar una investigación primaria.

Una cita de un documento escrito hecha por un historiador y repetida sin crítica por otro pronto adquiere la autoridad de "Conocimiento común".

Esta investigación no se basó en la Evaluación del Historiador aceptada, sino en la investigación primaria.

La búsqueda de detalles fácticos es la religión de la perfección.

La verdad es incontrovertible, la malicia puede atacarla y la ignorancia.
puede burlarse de él, pero al final es aceptado.

St. Helena y el puerto de Jamestown, vista desde el fondeadero cuando Northumberland llega a la isla.

Mi peregrinaje a Santa Elena

En 1975, fue una experiencia muy frustrante obtener reservas para visitar Santa Elena. No hay aeropuerto, por lo que no pude volar, no hay barcos de pasajeros que visiten Santa Elena, por lo que no pude reservar un lugar en ese barco, y los helicópteros no pueden volar tan lejos. La tierra más cercana a Santa Elena es Angola, en la costa africana. Está a unas 1.500 millas de distancia.

Estaba frustrado por no poder reservar un pasaje a Santa Elena y, por casualidad, me reuní con el vicepresidente de una compañía naviera que viaja entre Southampton, en Inglaterra, y Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. A través de él pude reservar cuatro plazas a bordo del carguero "El Castillo de la Buena Esperanza".

Napoleón a bordo del Belerofonte, camino a Inglaterra

Estaba buscando cinco lugares que incluirían a mi esposa, mis tres hijos y yo. Iba a ser una peregrinación familiar. Sin embargo, no pude reservar 5 lugares, porque solo 4 estaban disponibles, por lo tanto, mi esposa tuvo que quedarse en Ciudad del Cabo esperando que regresáramos después de este histórico viaje a St. Helena.

Estaba muy decidido a ir a Santa Elena, porque escribir mi libro titulado El asesinato de Napoleón me pondría de buen humor. Sentí que necesitaba sumergirme en la atmósfera del lugar donde el Emperador vivió sus últimos días. Estaba siguiendo el ejemplo del oficial inglés, que sosteniendo a su hijo pequeño de la mano el 6 de mayo de 1821, en la sala de la muerte de Longwood House, dijo: "Mira hijo mío, este era el hombre más grande del mundo".

Por órdenes del gobierno británico, el 7 de agosto de 1815, Napoleón abandona el Belerofonte para embarcarse en el Nothumberland que lo llevará a Santa Elena.

Finalmente, volamos a Ciudad del Cabo y abordamos el castillo de S.S. GoodHope y nos dirigimos a St. Helena. Este viaje duró cuatro días. Durante los dos primeros días, el mar estuvo bastante agitado, e incluso las vacas y los caballos que iban a bordo se marearon. Los dos días siguientes fueron bastante cálidos y soleados.

Varias horas antes de atracar, recibí un mensaje de la sala de radio informándome que alguien quería hablar conmigo. Por un momento, pensé que mi oficina me estaba contactando acerca de un problema en particular, pero imagina mi sorpresa cuando mi amigo y colega, el Sr. Gilbert Martineau, el Cónsul General de Francia en la isla y un historiador napoleónico de renombre mundial, me saludó y informed me that I would be in St. Helena in a few hours and that he was waiting for me.

Longwood House (Watercolor painting of Louis Marchand) this watercolor painting was offered to the Emperor on the 1 st of January 1820. On the right we notice Vignali and Buonavita walking in the garden where 2 Chinese men worked. On the lefthand side is Mrs. Bertrand with her children. Napoleon is standing at the entrance of the veranda.

I then went up to the deck and together with my three sons, we looked out towards the horizon because we wanted to see the island as early as possible. Around midnight, I suddenly noticed a red light which was situated on the highest mountain peak of St. Helena, it was flush with the horizon. As I was staring at it, slowly but surely, I noticed the red light raising higher and higher above the horizon, and then I noticed a mass of land forming below it.

We could eventually make out the lights of a small town, I knew immediately it was Jamestown, the only town on the island. Since St. Helena does not have docking facilities, we had to drop anchor off the island.

When I first saw the island, a wave of sadness overcame me when I thought of what Napoleon must have felt when he saw the island for the first time and knew that he would spend the rest of his life here. He said to the grand Marshal Bertrand, "Better, we should have stayed in Egypt".

While I was deep in these thoughts, a launch pulled up to the freighter, and I noticed it was my friend, Gilbert Martineau. He came on board, we shook hands, and he warmly welcomed me and my sons to St. Helena. After disembarking, we noticed there were about 150 people waiting They were just curious to see who was arriving. The arrival of the boat, represented a major event in their lives.

The main street in Jamestown is called Napoleon Street and at the very beginning of the street there used to be a building called " Porteous House ", where the Emperor spent his first night on St. Helena. He hated the place because it had large windows and people were able to look right into his room. This house no longer exists.

Mr. Martineau drove us in his car to a home which he rented for us. We followed the road from Jamestown to Longwood House, which was approximately 6 miles. As we drove away from Jamestown, up into the mountains, it was interesting to see all the lights of Jamestown. The town is basically several streets and nothing else.

The home Mr. Martineau rented for us was situated near Longwood House where Napoleon lived out his exile. This home was very close to the home where the Countess and General Bertrand lived in after they left "Huts Gate" so they could be closer to Napoleon and could respond quickly whenever they were needed.

Visit to Longwood House

The next morning we met with Mr. Martineau and we went to visit Longwood House. Walking across the park to reach the residence, evoked in us all great emotions. We entered through the rear apartments near by to where Mr. Martineau lived with his elderly mother. As soon as we entered, we noticed the room that Baron Gourgaud lived in and nearby was the room where the Countess and Count de Montholon lived.

Longwood House (Watercolor painting of Louis Marchand) this watercolor painting was offered to the Emperor on the 1st of January 1820. On the right we notice Vignali and Buonavita walking in the garden where 2 Chinese men worked. On the lefthand side is Mrs. Bertrand with her children. Napoleon is standing at the entrance of the veranda. Longwood House (Watercolor painting of Louis Marchand) this watercolor painting was offered to the Emperor on the 1st of January 1820. On the right we notice Vignali and Buonavita walking in the garden where 2 Chinese men worked. On the lefthand side is Mrs. Bertrand with her children. Napoleon is standing at the entrance of the veranda.

Right off this room, is where Dr. Barry O'Meara, and later Dr. Antomarchi ,stayed while attending to the Emperor. I have letters, in my collection that Dr. O’Meara wrote in this room. After looking through these apartments, Mr. Martineau took us outside and we went around to the front and he said, "Now, I will show you the different rooms that the Emperor used." Our emotions were so intense that it was difficult to describe.

As we approached Longwood House from the front, I noticed that nothing had changed. The appearance of the house was exactly as it was in Napoleon's day. Actually, I had read most of the autobiographies of the companions that shared the exile with Napoleon so I knew very well what happened in each room.

Longwood House at Napoleon's time

Entering the main door, you come into the billiard room. This is where General Bertrand or the Count de Montholon received visitors, before presenting them to Napoleon. Here he dictated "The Campaign of Egypt" and numerous other works and maps spread out on the billard table. On the right are windows with shutters. A circular hole, which was about two inches in diameter, was cut in the shutters. These shutters were closed when Napoleon was in this room and he used to look out of this opening to see if British guards were around the home. If they were, he did not leave. In the same room is the original wooden circular map of the world. On the 6th of May 1821 the post-mortem was also carried out in this room by his personal surgeon, Dr. F. Antomarchi, and in the presence of several British doctors and various government representatives.

Then, we went into the drawing room, known as "Le Salon" where Napoleon, standing by the fireplace, his hat in his hand, would receive his official guests, often Count Las Cases acted as the interpreter. It was also in this room where Napoleon and the companions of the exile met before going into the dining room. After dinner, they would again meet here to talk about events, play checkers and have an after-dinner drink. On the right, are two large sets of windows and it was between these windows where the Emperor died on the 5th of May 1821. A plaque was placed on the floor showing where his bed was.

Ben Weider and his sons in 1975, seated on the steps of the entrance of Longwood House in St. Helena. Louis — on the top right, Eric — on the bottom left and Mark — on the bottom right. Note the small tree that they planted near the Tomb. Today it must be a large tree.

Knowing the history of this house, I was able to visualize the many events that happened here. It was Consul General Martineau who worked diligently to restore everything in Longwood House and made sure its original character was maintained.

The room directly to the left was the "dining room". where he often dictated. Here, after the autopsy, his body was laid out awaiting the funeral. In this room, the Abbé Vignali conducted his prayer while the companions looked on with great sadness. His Army bed was moved back into this room. Here the doctors, under the leadership of Antomarchi, made the famous death mask, and Napoleon’s body was placed into 4 coffins, one inside the other.

At the extreme right of this room was Napoleon’s bathroom. It still contains the original copper bathtub where Napoleon took long baths in hot water. At times, even when the weather was nice and warm, Napoleon suffered from severe chills and therefore taking long baths would give him some relief. He would stay in his bath for hours. He often read while in the bath and sometimes dictated to one of the companions. Chills is one of the side effects of arsenical intoxication.

This original bathtub was taken to France and then returned to St. Helena in 1840, when some of the companions, headed by the Prince de Joinville, returned this bath tub back to its original place.

At the opposite side of the house, the very small room where Napoleon dictated his last Will is situated. This original Will is now in the French archives, but was kept in England at the Court of Canterbury until March 1853 when it was returned to France.

Visiting the dining room also evoked memories and deep emotions. I can visualize Napoleon sitting at this original dining table where he ate regularly with the Count and Countess de Montholon, Baron Gourgaud and Las Cases as well as Marshall Bertrand. They were served by two valets, Ali and Noverraz. After the departure of Las Cases, Baron Gourgaud and the Countess de Montholon, and Napoleon often ate in his room or in the garden.

Napoleon gardening at St-Helena.

We then visited the gardens that were built around Longwood by Napoleon himself, as well as some of his companions in exile. It was in 1819 that Dr. Barry O’Meara urged and encouraged Napoleon to work in the newly proposed garden because he felt that Napoleon needed to exercise. The trenches of the garden still exist today, as well as the water basin. Napoleon told Count de La Cases "one day, perhaps a hundred years from now, people will visit this area and admire our garden."

He was off by some years, because over 150 years later, my sons and I visited the gardens as Napoleon predicted, and we did admire the work done there.

Visiting Longwood House and its various rooms left us emotionally exhausted. We returned to our home to discuss the day’s experience.

Ben Weider planting a tree at Napoleon's tomb. At left is the late Gilbert Martineau, Consul of France at St. Helena. Today, this tree is healthy and 10 meters high.

The Geranium Valley

Two days later, we went through another emotional experience when we visited the Valley of the Tomb, better known as "Geranium Valley". Napoleon died on the 5th of May 1821, the funeral services were conducted by the Abbé Vignali and held on the 9th of May. The English soldiers of the 20th Regiment, all 3,000 of them, lined the route as Napoleon’s funeral procession passed by.

Twenty-four soldiers carried the coffin down the narrow path that led to Geranium Valley where his burial place was already prepared. Napoleon selected this place himself, as he found it peaceful. There was a brook whose water Napoleon enjoyed and every day, water from this brook was brought to Longwood House for his use.

A metal fence surrounded the burial area and a large cement slab covered most of the burial area. The companions wanted to inscribe "Napoleon" on the slab of cement but Sir Hudson Lowe, the British Governor, refused. He insisted that they inscribe "Bonaparte" instead. Since they couldn't agree, the slab of cement was left without a name for 19 years.

Mr. Gilbert Martineau gave my sons and me the pleasure and honor of planting a tree near the tomb. Today, it must be a huge tree. It was near this place that the Prince de Joinville, the son of Louis Philippe, with some of the companions of the exile, opened the tomb in order to identify the Emperor before the returning of the body to France.

Imagine their surprise when the tomb was opened to identify Napoleon, he was in a perfect state of preservation, Napoleon laid there as if he were asleep. They did not know, at the time, that the arsenic he was fed over the years caused the preservation of his body. Whereas, arsenic could kill, it could also preserve tissue.

In 1854, at the time of the great friendship between Napoleon III and Queen Victoria, the land around Longwood House, and the tomb area was purchased by France for 7,100 English pounds and is now considered a Consulate so the area is protected politically.

Visit to the Briars

The only time that Napoleon was happy on the island was during his stay at the Briars. This was the teahouse that belonged to the Balcombe family, and where Napoleon lived during the first two months he was on the island while Longwood House was being repaired and put into reasonable condition for Napoleon to use. Every effort was made to remove the hordes of huge rats that infested the grounds.

William Balcombe, a local businessman, offered to have Napoleon and his companions stay in the main house and suggested that he, his wife and his two daughters would move into the teahouse. Napoleon insisted that he did not want to displace them and thanked them for their generosity in allowing him to use the Briars. The tea-house today is exactly as it was during the time that Napoleon lived there.

Dame Mabel Brooks, a direct descendant of the Balcombe family, donated the house and land around it to the French Government in 1959.

Napoleon and Betsy Balcombe. During his first month of his stay at St. Helena, Napoleon was lodged at the Briars, a small teahouse which was part of the Balcombe Estate. Very quickly, Napoleon became friends with the 14 year old Betsy

During his stay at the Briars, Napoleon became friendly with Balcombe's youngest daughter. Young Betsy, aged fourteen, was a real tom-boy who spoke some French. She constantly teased Napoleon and they soon became good friends. Through this friendship, her name became associated with Napoleon and she became a world-famous celebrity when she returned home to England. Years later, Napoleon III gave her a property of several dozens of acres in Algeria.

When Longwood House was ready to be occupied, Napoleon was getting ready to leave the Briars. Betsy cried uncontrollably and Napoleon tried to console her. He took out his personal hanky and wiped her eyes and told her to keep this hanky as a souvenir of their friendship. He then had Santini cut a lock of his hair and give it to her. This lock of hair was tested at the Harwell Nuclear Research Laboratory, and the result showed extremely high levels of arsenic.

William Balcombe always felt that Napoleon was poisoned and this story was handed down in his family to the present generation. Napoleon, during this period at the Brairs, was feeling in good health and spirits.

Visit to Plantation House

I also received an invitation from the Governor of the island, Sir Tom Oates, to have dinner at Plantation House. This is the same house where Sir Hudson Lowe, the Governor of the island during Napoleon’s exile lived. I was able to visit the various rooms and office where Sir Hudson Lowe wrote his numerous dispatches about Napoleon to the British government.

Driving around the island, I noticed a great contrast in scenery. In some areas it was like a desert, whereas other areas were green. Actually, nothing much is grown on the island, except flax.

While visiting the island, I was amazed to see a cemetery where numerous Zulus were buried. They were exiled to St. Helena after the war between the Zulus and England. The Zulu Chief is also buried there.

The population of St. Helena is now approximately 5,000 people and is made up of the descendants of slaves that were brought in from Madagascar and Malaysia. They are extremely friendly and warm.


Friday, November 26, 2004

Napoleon: An Embarrassment to France?

According to this article today in the Europe Sun,

France approaches the bicentennial of Napoleon Bonaparte's coronation next week with both embarrassment and fascination for a legend that weighs heavy, especially with its European partners.
Unlike the pomp and ceremony that marked the 200th anniversary in 1989 of the French Revolution, France's approach this time is more measured for this far less consensual chapter of its history.
"The republic (of France) is still embarrassed by Napoleon. It owes him so much that it dares not speak about. It's too proud and too weak at the same time to do so," Steven Englund, a US historian living in France, told AFP.
Indeed, events for December 2 to mark the coronation of the diminutive emperor will barely leave the confines of the museums.

I spent two weeks in August doing a Napoleonic tour of France and it amazed me how little the French seem to celebrate his life and career. The one exception was Ajaccio, his birthplace on the island of Corsica, which really went nuts for his birthday (August 15th). I can understand, though, why they would be sheepish. Napoleon was the ‘mightiest breath of life which ever animated human clay’ (according to Chateaubriand) and the French let him down. They let themselves be subjugated by the Allies instead of fighting for an independent France. They let the Bourbon scum back onto the throne. They betrayed Napoleon and themselves. They betrayed their children.

Was Napoleon a saint? De ninguna manera. Lots of flaws, many mistakes, that's what makes his story to fascinating to those of us who study him. Was he a warmonger? I don't believe so. He rarely, if ever, started a conflict (maybe you could convince me that the Peninsula War was his fault) but he usually finished them. The wars of the Napoleonic era were started, either directly or indirectly (via funding and weapons), by the British. Why do so many people around the world today believe Napoleon was a warmonger? Because, in the end, his enemies overpowered and out-spent him, and history is written by the victors. Surely, though, 21st century France has enough spine to reclaim their history?? To forgive their ancestors for being weak, and celebrate what one person can do with their lives if they are prepared to devote their intellect and their energy to a cause?

His contributions to history are many. The largest, however, was his passion for the end of feudalism. He took on the royalty of Europe and he almost won. It saddens me that the French today don't celebrate him to a greater extent.


Died in St Helena

The death rate of approximately 3%, is proof that the conditions under which the prisoners lived on the island were of a high order.

Knollcombe Cemetery

  • Johan Jakob Johansson Scandinavian volunteer. Name is mistakenly written Jakobsson buried in grave number 18a
  • Matts from Laggnäs Finnish volunteer, name is missing. (possibly Nielson) 1868-1900
  • A.F. Ter Meulen 27 años
  • G. Gerbere 29 años
  • T.P. Pieterse 40 years
  • J.P.L.v.d. Berg ..ऱ
  • J.J. Grobler . ॑
  • J. Boltman . ी
  • W.J. Oosthuizen . ळ
  • J.F. Roselt . ऩ
  • J.F. Viljoen . ठ
  • S.P. du Plessis .. ऴ
  • R.J.v.d. Berg .. ॐ
  • G.J.C. Deysel .. ॅ
  • REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES. Opperman . ढ
  • J.J. de Beer . ग
  • G.J. van Zyl . ु
  • F. Wehlan . ी
  • W.A. Hallat . द
  • A.J. van Wyk . ॔
  • G.C. Lindeque .. ॥
  • G.J. du Toit . ळ
  • J. Johnson . त
  • F. Correlis . ड
  • J.A. Steyn . ॖ
  • G.R. Loggrenberg . ङ
  • P.C.J. Faber . ॑
  • H.W. Buys . ड
  • C.J.H. du Plooy . ।
  • F.H. McDonald .. ध
  • MONTE. Goddefroy . ङ
  • S. Dobeich . ऴ
  • C.P. Brand . ध
  • J.P. Steyn . घ
  • D.J. Lubbe . े
  • P.J. Badenhorst .. थ
  • M.C. Rosslee . घ
  • I.J. Oberholzer .. व
  • M.J.H. Boshoff .. र
  • F.A. Gerber . ध
  • A.F. Termeulen .. थ
  • W. Nielsen . थ
  • F.P. Pieterse . ह
  • C.E. Blignaut . ॅ
  • H. Krause . ०
  • H. Venter (Veld Cornet) . ृ
  • C.J. Geyer . ॡ
  • J.P. Mostert . ै
  • D.G. Fouche . ध
  • B.J. van Zyl . ू
  • J.S. du Toit . ी
  • P.A. Kotze . ष
  • A.F. Dreyer . ै
  • J.J. Smit . ध .. ॅ
  • J. van Deventer .. ॢ
  • SOY. Muller . ॄ
  • J.J. Meintjies . व
  • J. Toeset . ल . ॥
  • J.T. Martens (Veld Cornet) . ॗ
  • W.J.C. van Rensburg ळ
  • J.S. Venter . ।
  • A. Kleinhans . क़
  • F. van de Vlugt .. ृ
  • F.A. Naude . ै
  • J.F. Naude . र
  • T. van Sittert . ङ
  • J.F.Otto . ॅ .. ॆ
  • G.F. Lubbe . ळ
  • G.A. Fritz . र
  • N.S. Maritz . ै
  • J.J. Brits . ऴ .. ऱ
  • S.J. du Plooy . ॆ
  • A. McGrath . ॑
  • F.J. Labuschagne (Adj) ॔
  • J H. Broese . ै
  • C. de J. Bloem .. ॓
  • R.S. Meyer . ख
  • P.F. Bosman . ह
  • H.J. Bantjes . ठ
  • J H. Hattingh .. ॠ
  • C.W. Rooyen .. े
  • J.C.S. Fourie . ॠ
  • H.F. Cox . ऴ
  • A. Viljoen . ल
  • M.J. Buitendach . ॑
  • H. Roos . ढ
  • J.P. Meintjies . ॠ
  • J.F. Oosthuizen .. ॓
  • A.J. Heefer . ॉ
  • G. Fairchild . व
  • ES. le Roux . श
  • SOY. Meiring .. ॴ
  • C.P. Joubert . ॠ
  • F.P.J. Botha . ॆ
  • J.G. Beneke . -
  • R.P. Diedericks .. ङ
  • R.F. du Plessis .. े
  • C.J. Beukes . ।
  • E.J. Meyer . ऩ
  • F.N. Joubert . ळ
  • J.J.S. Kemp . ष
  • ORDENADOR PERSONAL. Snyman . ॅ
  • L.C. Taljaard . ॢ
  • D.J.A. Koekemoer . त
  • J.S. Malan . ॢ
  • W.J. Snyman (Comdt) . श
  • M.J. Mathyssen .. ॢ
  • W.N. Pienaar .. ड
  • D.J. van Niekerk . ॗ
  • UN. Pienaar . ध
  • G.P.S. Badenhorst . ळ
  • H.J. Badenhorst . क़
  • J.J. Barkhuizen . ॕ
  • J.D. Beneke . ॓
  • D.A. v. d. Berg . ळ
  • v.d. Berg . -
  • P.V. Biljoen . ष
  • B.N. Botes . २
  • F. Botha . -
  • F.W. Botha . त
  • S.F. Botha . ऱ
  • R.J. Buitendag . न
  • NOTARIO PÚBLICO. Campher . ग
  • P. Daffne . ॒
  • W.P.V. Deventer . ॆ
  • S.C. Dirker . ऩ
  • A.J.S.V. Emmenis .. त
  • J. Erikson . ऱ
  • C.F. Ferreira . ढ
  • F.S. Grobbelaar . -
  • J.S. Grobbelaar . ठ
  • D.J. Harmse . थ
  • Dr G.A. Harmse . ठ?
  • S.A. Harmse . ख
  • S.F. Ingerer . -
  • W.J. Jordaan . ऩ
  • P.P.J. Kruger . ङ
  • J.C. Lademan Johannes Christian Gottlieb Lademann . द
  • A.H. Lamprecht . त
  • B.J. Liebenberg . ॴ
  • S.P.v.d. Linde . ॥
  • PD Lubbe . ल
  • J.J. Marnewick . ॡ
  • B.J. v.d.Merwe . ू
  • D.A. v.d.Merwe . न
  • W.A.D.J.C. Nel . ॡ
  • J.C. Oosthuizen . र
  • A.J. Pienaar . ऴ
  • H.P. Pieters . ऱ
  • C.J. Petgieter . ळ
  • J H. Retief . ढ
  • M. Breedt . -
  • J.A. Sadie . श
  • J.C. Schoeman . ॄ
  • F.A.C. Smit . ल
  • D. de Sousa . ध
  • T.G. Steenkamp . ॖ
  • D. Steyn . -
  • B.J. Stone . त
  • J. Strydom . ॣ
  • J.N.S. Strydom . ॆ
  • H. du Toit . ॄ
  • A. du Toit . -
  • C.S. Venter . ल
  • P. Viljoen . -
  • A.A. de Villiers . ऩ
  • D.H.J. Vorster . -
  • C.J.J. van Vuuren . ॑
  • C.J. van Vuuren . े
  • C. van Vuuren . -
  • J.D. v.d. Westhuizen .. ु
  • J.M. de Wet . ध
  • P.J. Willemse . ण
  • J.N. van Wyk . त
  • F.C. Wynand . ड
  • SOLDADO AMERICANO. van Zyl . ङ

Ver el vídeo: NAPOLEON BONAPARTE - Draw My Life


Comentarios:

  1. Adeola

    Sorprendentemente, este precioso mensaje

  2. Skelly

    Es mejor si escribe sobre lo que sabe con certeza y lo ha probado en su propia experiencia, de lo contrario, está vertiendo agua que en esencia no tiene sentido.

  3. Yoramar

    Felicito, es simplemente un pensamiento magnífico

  4. Vingon

    Está de acuerdo, idea muy útil

  5. Geary

    Absolutamente de acuerdo contigo. Creo que esa es la buena idea.



Escribe un mensaje