El Loira, frontera de la Guerra de los Cien Años (1419-1440)

El Loira, frontera de la Guerra de los Cien Años (1419-1440)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Lejos de las grandes batallas (a menudo derrotas francesas), las devastadoras cabalgatas inglesas del Príncipe Negro, o las luchas por las grandes ciudades (Orleans, París, ...), hay una región en Francia que fue el teatro poco conocido pero decisivo de la Guerra de los Cien Años, y el conflicto entre Armañacs y borgoñones. Ubicados a orillas del Loira, respectivamente en los márgenes del Ducado de Berry y el Ducado de Borgoña, Sancerrois y Nivernais han visto a los personajes más grandes del conflicto pasar y enfrentarse, desde Carlos VII hasta el Duque de Bedford, pasando por por Jean sans Peur y Juana de Arco, derrotados en La Charité-sur-Loire por un curioso individuo, Perrinet Gressart. Durante veinte años, a principios del siglo XV, el Loira fue, por tanto, una verdadera frontera de la Guerra de los Cien Años.

El condado de Sancerre (siglos XIV-XV)

El Sancerrois ha sido parte del dominio real desde el siglo XIII. La historia de los Condes de Sancerre está directamente ligada a las batallas de la Guerra de los Cien Años. De hecho, el conde Luis II murió en la batalla de Crécy en 1346. Lo sucedió su hijo Juan III, que fue hecho prisionero con el rey de Francia Juan el Bueno en la batalla de Poitiers (1356). Sigue siendo uno de los rehenes garantes del rey tras el Tratado de Brétigny (1360).

Mientras tanto, el inglés Robert Knolles arrasó el valle del Loira hasta Cours-les-Barres, a unos cincuenta kilómetros al sur de Sancerre. Aprovechando la inestabilidad de la región, bandas armadas saquearon el monasterio de Saint-Satur, muy cerca de Sancerre, en 1361. Tres años después, Grandes Compañías lideradas por el inglés John Aymery ocuparon La Charité-sur-Loire ya su vez intenta echar una mano contra Sancerre. El conde Juan III, regresado del cautiverio, los rechaza. Probablemente fue en la época de Juan III cuando se construyó en Sancerre la Tour des Fiefs (todavía visible hoy).

El conde sólo tiene dos hijas, y es la mayor, Marguerite, quien le sucede como condesa de Sancerre a su muerte en 1402. Por matrimonio con Béraud II, delfín de Auvernia, Marguerite transmite el condado a la casa de Auvernia. El primer conde de Sancerre de esta nueva casa es Béraud III, de 1419. Es el momento del comienzo de la guerra civil de Armagnacs contra los borgoñones, y el Sancerrois lógicamente se encuentra en el primer campamento.

El condado de Nevers (siglos XIV-XV)

La historia de Nivernais es un poco más compleja. En el siglo XIV, el condado de Nevers estaba bajo el dominio de los condes de Flandes, una región en este período decisivo en la rivalidad entre Francia e Inglaterra. El conde Luis II de Nevers (Luis I de Flandes) murió en Crécy en 1346, como el conde de Sancerre (y muchos otros). Su hijo Luis III, que le sucedió, rindió homenaje al rey de Francia, Felipe VI de Valois. En 1347, aparentemente por consejo del rey, Luis III se casó con Marguerite de Brabant. El rey de Inglaterra, Eduardo III, estaba enojado con él por haber elegido la lealtad al rey de Francia, y si Luis III no estaba presente en Poitiers, tenía que soportar los paseos ingleses de finales de la década de 1350, con en particular, el asedio de los ingleses a Nevers y Auxerre. En 1369, casó a su hija Marguerite con el duque de Borgoña, Philippe le Bold, quien lo ayudó a expulsar a los ingleses de Nivernais a principios de la década de 1370.

Esta decisión es fundamental para el condado de Nevers, que a finales del siglo XIV quedó bajo el dominio del Ducado de Borgoña. El hijo de Philippe le Bold, Jean, fue conde de Nevers a los trece años, en 1384. Doce años más tarde, el joven conde participó en una cruzada contra los turcos, destruida en Nicópolis, donde capturó. Sin embargo, fue durante esta expedición que fue apodado "Jean sans Peur".... A su regreso a Nivernais, el conde fortalece a Nevers; es de este período que data la Porte du Croux. En 1404, Jean sucedió a su padre como duque de Borgoña. El condado de Nevers cayó en manos de su hermano Philippe, que participó en los combates en el norte de Francia junto a Jean, mientras estallaba la guerra civil de Armagnacs contra los borgoñones. Pero en 1415, Philippe de Nevers murió en la batalla de Agincourt. Siendo sus hijos Charles y Jean demasiado jóvenes, fue su madre, Bonne d'Artois, pero aún más el duque de Borgoña, quien decidió el destino de Nivernais, que en este momento se convirtió en una región decisiva para la guerra, más aún cuando el ducado de Borgoña eligió el campo inglés en 1419, tras el asesinato de Jean sans Peur. Su hijo, Philippe le Bon, se casó con Bonne d'Artois y obtuvo la tutela de sus hijos y del condado.

Armañacs, borgoñones e ingleses por el control del Loira

A partir de 1419 se establece una fase fundamental de la Guerra de los Cien Años, en la que se mezcla el conflicto entre los armañacs y los borgoñones. Y el Loira solo es un elemento estratégico determinante, en particular la región de Gien a Nevers.

Ya en años anteriores, las orillas del Loira Sancerre y Nivernaise han sufrido algunos ataques, en particular por camioneros y bandidos, desde un campamento como desde el otro. Algunas anécdotas muestran una tensión continua y creciente, y una región que sufre la peor parte de los desastres de la guerra. Citemos el ejemplo de los monjes de Saint-Satur, entre Sancerre y Cosne-sur-Loire, cuyo monasterio fue saqueado por camioneros ingleses en 1420 (después del saqueo de 1361). Los monjes son rescatados, pero como nadie puede pagar (ni lo hará), la mayoría son enviados a Cosne y se ahogan en el Loira. Solo ocho escaparon y se refugiaron en Sancerre.
Pero el Loira se convirtió rápidamente en el principal centro de atención del Delfín Carlos, futuro Carlos VII, entonces "Rey de Bourges", en Berry, en el lado de Sancerre. Insistió absolutamente en tomar los lugares anglo-borgoñones en la margen derecha del río. En 1422, vino a sitiar Cosne, en poder del señor de Reuillon. Este último engaña prometiendo entregar la ciudad si no ha recibido refuerzos antes de mediados de agosto. Pero sabe que el duque de Borgoña y el rey de Inglaterra, Enrique V, están en camino. El soberano inglés, enfermo, debe regresar a Vincennes, pero Felipe el Bueno se acerca, acompañado del duque de Bedford; el Delfín prefirió entonces retirarse a La Charité-sur-Loire, que había ocupado recientemente. Los ingleses contraatacaron cruzando el Loira y sitiaron Sancerre, desde donde Carlos había lanzado su ataque sobre Cosne; la ciudad sólo se salva con el anuncio de la muerte de Enrique V, quien decide que los ingleses retrocedan. Mientras tanto, el Delfín ha regresado a Bourges, y un personaje curioso, Perrinet Gressart, aprovechó para tomar La Charité-sur-Loire, un lugar estratégico por su puente sobre el Loira, el único en la región con los más al sur y menos protegido, de Decize y Nevers.

Perrinet Gressart maestro de La Charité-sur-Loire

De origen incierto, Perrinet Gressart habría participado en Azincourt por el lado inglés. ¡Es sobre todo un mercenario que se hizo conocido a partir de 1417 al capturar y rescatar a Luis de Borbón, de 15 años, medio hermano de Bonne d'Artois, condesa de Nevers! El duque de Borgoña, Jean sans Peur, debe intervenir en persona. Dos años más tarde, el mercenario saqueó el priorato de La Charité-sur-Loire y, a petición de los clérigos, fue excomulgado por el Concilio de Constanza. Esto no parece conmoverlo y continúa sus actividades como mercenario / saqueador en la región, al servicio de los ingleses y borgoñones, pero sobre todo de sí mismo.

Si ocupó La Charité durante un tiempo, no parecía estar presente durante la toma de la ciudad por el futuro Carlos VII en 1421. En cambio, fue él quien la tomó un año después (o en 1423), y lo convierte en el cuartel general de sus incursiones en la región. Consiguió poner a la población de su lado y establecer otros puntos de apoyo, sobre todo en Passy-les-Tours. Las fortificaciones de La Charité, parcialmente destruidas por Carlos V (la ciudad había estado en manos de dos capitanes ingleses hostiles al rey en la década de 1370), fueron renovadas por Perrinet Gressart.

Borgoñones e ingleses intentan en vano persuadirlo para que les entregue la ciudad, cuyo puente tiene un valor estratégico inestimable. El conde de Suffolk incluso llega a moverse para convencerlo. El mercenario no es más comprensivo con el otro campo: en 1425, captura al consejero del Delfín, Georges de La Trémoille, ¡que se dirigía a Borgoña para negociar! El rescate no se pagó hasta marzo de 1426, y Perrinet Gressart amenazó fuertemente las negociaciones entre armañacs y borgoñones. Ese mismo año, reforzó su posición poniendo sus manos en La Motte-Josserand, cerca de Cosne, una ciudad que sus hombres ya controlaban. No fue hasta el Tratado de Corbigny (26 de febrero de 1427) que Perrinet Gressart accedió a entregar La Charité al prior y se retiró a La Motte-Josserand. Pero, de hecho, sigue siendo el dueño de la región, como demuestra el siguiente episodio.

Juana de Arco contra Perrinet Gressart

En 1427, el duque de Bedford sitió Montargis para lanzar una ofensiva sobre el Loira y Berry. Pero el 5 de septiembre, los ingleses fueron rechazados por Jean d'Orléans, conocido como “Dunois” y “La Hire”. Una vez rey, Carlos VII concentró sus ejércitos en Gien y cerca de Bourbonnais y Decize. La ciudad de La Charité-sur-Loire es más que nunca el centro de su atención, gracias a su puente.En el lado inglés, seguimos intentando seducir a Perrinet Gressart. Ser dueño de la ciudad es esencial para ellos en el camino a Bourges. Gracias al duque de Bedford, el mercenario obtuvo del joven rey Enrique VI posesiones en Normandía; ¡se convierte así en vasallo del rey de Inglaterra! Esto no quiere decir que entregue La Charité a los ingleses ...
En el campamento de Carlos VII, la decisión de atacar La Charité está relacionada en parte con los problemas de Juana de Arco con el séquito del rey. De hecho, después del fracaso en París en septiembre de 1429, la Doncella vio palidecer su aura en la corte. Los consejeros de La Trémoille parecen entonces conseguir alejarla de Carlos VII pidiéndole que tome la ciudad del Loira, cuando ella hubiera preferido atacar Normandía o L'Île-de. -Francia. La acompañará Charles d'Albret. La idea parece incongruente porque el período, el invierno de 1429, no está en guerra. Jeanne tuvo que pedir ayuda a varias ciudades, incluidas Orleans y Riom, para financiar su expedición.
Juana de Arco tomó Saint-Pierre-le-Moûtier el 5 de noviembre y Moulins-sur-Allier el 9 de noviembre de 1429. Luego asedió La Charité-sur-Loire. Evidentemente, el lugar está defendido por Perrinet Gressart. Poco se sabe de los detalles, pero sabemos que solo hubo dos asaltos, los sitiadores se vieron obstaculizados por el barro, lo que dificultó el uso de la artillería. Perrinet Gressart también habría realizado un ardid para derrotar a las tropas a pie de Charles d'Albret. El asedio se abandona antes de Navidad y Jeanne regresa a Jargeau, cerca de Orleans. Aunque no lo confirmen todas las fuentes, habría dejado parte de su artillería, que Perrinet Gressart no duda en sumar a su botín.
La noticia está causando revuelo. Juana fue criticada por La Trémoille y los demás consejeros del rey, pero fueron sobre todo el conde de Nevers y el duque de Borgoña quienes protestaron. De hecho, las negociaciones continuaron entre Carlos VII y Borgoña, y el ataque a La Charité, una ciudad normalmente de Nivernais y Borgoña, fue muy mal tomado. La Trémoille debe declarar entonces que sólo se atacó a Perrinet Gressart.

El Tratado de Arras y la paz entre el reino de Francia y Borgoña

El fracaso de Joan frente a La Charité-sur-Loire no cuestiona en última instancia el acercamiento entre Francia y el Ducado de Borgoña. La Doncella capturada y luego asesinada por los ingleses, las negociaciones continuaron en los años siguientes.
Carlos de Nevers consigue una tregua entre el duque de Borbón y el duque de Borgoña, y la fiesta se celebra en Nevers, en 1435. De hecho, a pesar de Perrinet Gressart, el conde de Nevers siempre ha sabido mantener una cierta neutralidad en los conflictos. ya sea entre Carlos VII y los ingleses, o entre armañacs y borgoñones. Fue en Nevers donde se sentaron las bases de la paz de Arras.

El Tratado de Arras se firmó el 20 de septiembre de 1435 y marcó el final de la guerra civil entre armañacs y borgoñones. Liberado de la tutela de Philippe le Bon, el conde de Nevers, Charles, jura lealtad al rey de Francia y lo ayuda a deshacerse de los líderes de las bandas en Nivernais.

Sin embargo, el más peligroso de ellos, Perrinet Gressart, no es fácil de desalojar. Este todavía tiene bajo su control a Cosne, Decize y, por supuesto, La Charité-sur-Loire. ¡El Conde de Nevers y Carlos VII deciden comprarlo en lugar de luchar contra él! El mercenario se convierte así en capitán de La Charité, de La Tour de Cosne, y capitán general de Nivernais; ¡Recibe la enorme suma de 22.000 saludos dorados! De todos modos, Carlos VII tuvo que ir personalmente a La Charité en 1440 para que le entregaran la ciudad ... Perrinet Gressart murió, muy rico, en La Motte-Josserand, en 1442.

En cuanto a los condados de Nevers y Sancerre, el fin de la Guerra de los Cien Años no les resuelve todo. En particular el Nivernais, todavía en la órbita del ducado de Borgoña, cuyo conflicto con Francia se reanudó bajo Luis XI ...

Bibliografía

- B. Bove, La época de la guerra de los cien años, Belin, 2009.
- P. Contamine, O. Bouzy, X. Hélary, Historia y diccionario de Juana de Arco, Robert Laffont, 2011.
- A. Faivre, Cosne a través de las edades, ediciones Bourra, 1895.
- J. Faugeras, Sancerre, dos mil años de historia, Terroir, 1998.
- J. Faugeras, Perrinet Gressart, Aaz, 2005.
- A. Massé, Historia de Nivernais, publicado por Traboules, 1937.
- E. Roger, La Charité-sur-Loire, una ciudad histórica, La Charité-sur-Loire, 2006.
- La Charité, place de guerre, Les Amis de la Charité, 2002.
- Aspectos de Nivernais en la Edad Media: siglos XI-XV, Consejo General de Nièvre, 1997.


Vídeo: La GUERRA DE LOS 100 AÑOS en 15 minutos y 8 mapas


Comentarios:

  1. Dorn

    Lo siento, no es lo que es necesario para mí. ¿Quién más puede decir qué?

  2. Nachman

    ¿Qué se sigue de ello?

  3. Dojind

    Creo que es un grave fracaso.

  4. Brone

    Es directo al grano !!! En otras palabras, ¡no puedes decirlo!

  5. Joss

    es la pieza entretenida

  6. Cathbad

    Le sugiero que visite el sitio ya que hay muchos artículos sobre el tema.



Escribe un mensaje