Mayor que Drácula: En busca del vampiro inglés

Mayor que Drácula: En busca del vampiro inglés


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Por Sam George / La conversación

La historia del Conde Drácula, como muchos la conocemos, fue creada por Bram Stoker, un irlandés, en 1897. Pero la mayor parte de la acción tiene lugar en Inglaterra, desde el momento en que el vampiro de Transilvania llega en un barco naufragado en Whitby, North Yorkshire, con planes de hacer su guarida en la finca de Carfax, al oeste del río en Londres.

Pero Drácula no fue el primer vampiro en la literatura inglesa, y mucho menos el primero en acechar a Inglaterra. El vampiro se abrió camino por primera vez en la literatura inglesa en el cuento corto de John Polidori de 1819 "The Vampyre". El vampiro de Polidori, Lord Ruthven, está inspirado en un retrato apenas disfrazado del depredador poeta inglés Lord Byron en la novela Glenarvon (1816) de Lady Caroline Lamb. Así que el primer vampiro de ficción fue en realidad un satánico Lord inglés.

Han pasado casi 200 años desde que surgió este arquetipo romántico / byroniano para un vampiro, pero ¿qué sabemos sobre la creencia inglesa en los vampiros fuera de la ficción? Una nueva investigación en la Universidad de Hertfordshire ha descubierto y reevaluado una serie de mitos sobre vampiros, y no todos se limitan al ámbito de la ficción.

  • Los chupasangre Baobhan Sith, Satanás y Drácula tienen sus orígenes en vampiros sumerios
  • ¿Cuánto tiempo hemos creído en los vampiros?
  • ¿Deidades o vampiros? Hécate y otros espíritus bebedores de sangre de la antigüedad

El vampiro Croglin supuestamente apareció por primera vez en Cumberland a una señorita Fisher en la década de 1750. Su historia es contada por el Dr. Augustus Hare, un clérigo, en sus Memorials of a Quiet Life en 1871. Según esta leyenda, el vampiro rasca la ventana antes de desaparecer en una antigua bóveda. Más tarde se descubre que la bóveda está llena de ataúdes que se han abierto y su contenido, horriblemente destrozado y distorsionado, está esparcido por el suelo. Un ataúd solo permanece intacto, pero la tapa se ha aflojado. Allí, arrugado y momificado, pero bastante intacto, yace el vampiro Croglin.

En otras partes de Cumbria, los nativos de Renwick fueron conocidos como "murciélagos" debido a la monstruosa criatura que se dice que salió volando de los cimientos de una iglesia reconstruida allí en 1733. La existencia de murciélagos vampiros, que chupaban sangre no lo haría ' Se confirmará hasta 1832, cuando Charles Darwin dibujó uno alimentándose de un caballo en su viaje a Sudamérica en El Beagle. La criatura en Renwick ha sido referida como un "cockatrice" - una criatura mítica con cabeza y cola de serpiente y pies y alas de gallo - por Cumbrian County History. Pero es el mito del murciélago vampiro el que ha prevalecido en las aldeas circundantes y está registrado en conversaciones en archivos y revistas locales.

¿Qué cuadro emerge entonces en esta historia del vampiro inglés? El vampiro Croglin nunca ha sido verificado, pero tiene una vida futura en el siglo XX, apareciendo como El vampiro británico en 1977 en una antología de terror de Daniel Farson, quien resulta ser el sobrino bisnieto de Stoker.

La pesadilla. John Henry Fuseli (1781) (dominio público)

Pesadilla en Buckinghamshire

Pero hay un caso que no tiene conexión con la ficción, el poco conocido vampiro de Buckinghamshire, registrado por William of Newburgh en el siglo XII. Los registros históricos muestran que San Hugo, el obispo de Lincoln, fue llamado para lidiar con el aterrador retornado y supo para su asombro, después de contactar a otros teólogos, que ataques similares habían ocurrido en otras partes de Inglaterra.

A San Hugo se le dijo que no habría paz hasta que el cadáver fuera desenterrado y quemado, pero se decidió que una absolución - una declaración de perdón, por parte de la iglesia, absolver a uno del pecado - sería una forma más adecuada de inhabilitar el vampiro. Cuando se abrió la tumba, se encontró que el cuerpo no se había descompuesto. El Archidiácono depositó la absolución en el interior del cofre del cadáver y nunca más se volvió a ver al vampiro saliendo de su tumba.

El regresado de Buckinghamshire no tuvo un entierro de "vampiros", pero tales prácticas son evidencia de una creencia de larga data en los vampiros en Gran Bretaña. Sorprendentemente, los restos medievales de los que se cree que fueron los primeros vampiros ingleses se han encontrado en el pueblo de Wharram Percy en Yorkshire. Los huesos de más de 100 cadáveres de "vampiros" han sido descubiertos enterrados profundamente en los pozos de las aldeas. Los huesos fueron excavados hace más de medio siglo y datan de antes del siglo XIV. Al principio se pensó que eran el resultado del canibalismo durante una hambruna o una masacre en la aldea, pero en una inspección adicional en 2017, los esqueletos quemados y rotos se vincularon en cambio a mutilaciones deliberadas perpetradas para evitar que los muertos regresaran para dañar a los vivos: creencias comunes en el folclore en ese momento.

Se han encontrado "tumbas de vampiros" en el pueblo abandonado de Wharram Percy en Yorkshire. Paul Allison a través de Alchemipedia. (CC BY 4.0)

Cuerpos viles

Los habitantes de Wharram Percy mostraron una creencia generalizada en que los no-muertos regresaban como retornados o cadáveres reanimados, por lo que lucharon contra el riesgo de ataques de vampiros mutilando deliberadamente a sus propios muertos, quemando huesos y desmembrando cadáveres, incluidos los de mujeres, niños y adolescentes, en un intento de evitar lo que creían que podía ser una plaga de vampiros. Esta aldea, una vez floreciente, quedó completamente desierta a raíz de las consecuencias.

Recientemente, en un antiguo yacimiento romano en Italia, se descubrió el cráneo cortado de un niño de diez años con una gran piedra insertada en la boca para evitar morder y chupar sangre. Luego, el cráneo pertenece a un presunto regresado del siglo XV al que llaman localmente el "Vampiro de Lugano".

  • Los muertos vivientes: vampiros chinos que saltan
  • La gente practicaba rituales anti-vampiros en Bulgaria hasta hace tres décadas
  • Brujas, vampiros y hombres lobo: 10 descubrimientos arqueológicos macabros

Los arqueólogos han desenterrado un "entierro de vampiros" en Italia, que evidencia antiguas prácticas funerarias que tenían como objetivo evitar que los cadáveres se levantaran de entre los muertos. ( David Pickel / Universidad de Stanford)

Ha habido una gran cantidad de otras historias del Reino Unido y otras partes de Europa occidental, pero, a pesar de esto, gracias a la leyenda de Drácula, la mayoría de la gente todavía asume que tales prácticas y creencias pertenecen a partes remotas de Europa del Este. Pero nuestra investigación continúa examinando los "entierros de vampiros" en el Reino Unido y está estableciendo conexiones con los mitos locales y su legado en la literatura inglesa, muchos años antes de que el demonio Byronic, el Conde Drácula, llegara a Yorkshire con su propio suministro de suelo de Transilvania.


El verdadero Drácula: 10 hechos sobre Vlad el Empalador

Vlad III Drácula (1431-1467 / 77) fue uno de los gobernantes más importantes de la historia de Valaquia.

También fue conocido como Vlad el Empalador por la brutalidad con la que prescindió de sus enemigos, lo que le ganó notoriedad en la Europa del siglo XV.

Aquí hay 10 datos sobre el hombre que inspiró miedo y leyendas durante los siglos venideros.


Vlad el Empalador

Pensó que Bram Stoker nombró al Conde Drácula en honor a Vlad Drácula, también conocido como Vlad el Empalador. Vlad Dracula nació en Transilvania, Rumania. Gobernó Valaquia, Rumania, de vez en cuando desde 1456 hasta 1462.

Algunos historiadores lo describen como un gobernante justo & # x2014 pero brutalmente cruel & # x2014 que luchó valientemente contra el Imperio Otomano. Se ganó su apodo porque su forma favorita de matar a sus enemigos era empalarlos en una estaca de madera.

Según la leyenda, Vlad Drácula disfrutaba cenando en medio de sus víctimas moribundas y mojando su pan en su sangre. Se desconoce si esos cuentos sangrientos son ciertos. Mucha gente cree que estas historias despertaron la imaginación de Stoker para crear el Conde Drácula, que también era de Transilvania, chupó la sangre de su víctima y podría morir clavándole una estaca en el corazón.

Pero, de acuerdo con Drácula La experta Elizabeth Miller, Stoker no basó la vida del Conde Drácula en Vlad Drácula. No obstante, las similitudes entre los dos Drácula son intrigantes.


& quotDrácula & quot sale a la venta en Londres

Las primeras copias de la clásica novela de vampiros. Drácula, del escritor irlandés Bram Stoker, apareció en las librerías de Londres el 26 de mayo de 1897.

Stoker, inválido de la infancia, creció hasta convertirse en una estrella del fútbol en el Trinity College de Dublín. Después de graduarse, consiguió un trabajo en la administración pública en el Castillo de Dublín, donde trabajó durante los siguientes 10 años mientras escribía reseñas de drama para el Correo de Dublín en el lado. De esta manera, Stoker conoció al respetado actor Sir Henry Irving, quien lo contrató como su manager. Stoker permaneció en el cargo durante la mayor parte de las siguientes tres décadas, escribiendo la voluminosa correspondencia de Irving & # x2019 para él y acompañándolo en giras por los Estados Unidos. A lo largo de los años, Stoker comenzó a escribir una serie de historias de terror para revistas, y en 1890 publicó su primera novela, El pase de la Serpiente y # x2019s.

Stoker publicaría 17 novelas en total, pero fue su novela de 1897. Drácula que finalmente le valió la fama literaria y se hizo conocido como una obra maestra de la literatura gótica de la era victoriana. Escrito en forma de diarios y diarios de sus personajes principales, Drácula es la historia de un vampiro que se abre camino desde Transilvania & # x2014 una región de Europa del Este ahora en Rumania & # x2014 hasta Yorkshire, Inglaterra, y se alimenta de inocentes para obtener la sangre que necesita para vivir. Stoker originalmente había llamado al vampiro & # x201CCount Wampyr. & # X201D Encontró el nombre Drácula en un libro sobre Valaquia y Moldavia escrito por el diplomático retirado William Wilkinson, que tomó prestado de una biblioteca pública de Yorkshire durante las vacaciones de su familia y # x2019 allí.

Los vampiros & # x2013 que dejaban sus lugares de enterramiento por la noche para beber la sangre de los humanos & # x2013 eran figuras populares en los cuentos populares de la antigüedad, pero la novela de Stoker & # x2019 los catapultó a la corriente principal de la literatura del siglo XX. Tras su lanzamiento, Drácula disfrutó de un éxito moderado, aunque cuando Stoker murió en 1912 ninguno de sus obituarios mencionaba Drácula por nombre. Las ventas comenzaron a despegar en la década de 1920, cuando la novela fue adaptada para Broadway. La manía de Drácula se aceleró aún más con la exitosa película de 1931 de Universal & # x2019, dirigida por Tod Browning y protagonizada por la actriz húngara Bela Lugosi. Siguieron docenas de películas, programas de televisión y literatura con temas de vampiros, aunque Lugosi, con su acento exótico, sigue siendo el Conde Drácula por excelencia. Los ejemplos de finales del siglo XX de la locura de los vampiros incluyen las novelas más vendidas de la escritora estadounidense Anne Rice y la exitosa serie de televisión. Buffy la caza vampiros. El siglo XXI vio lo tremendamente popular Crepúsculo series de películas y libros. & # xA0


Contenido

Renfield es un abogado que viaja al castillo del Conde Drácula en Transilvania por un asunto de negocios. La gente del pueblo local teme que los vampiros habiten en el castillo y advierten a Renfield que no vaya allí. Renfield se niega a quedarse en la posada del pueblo y le pide al conductor del carruaje que lo lleve al paso de Borgo. Renfield es conducido al castillo por el entrenador de Drácula, con Drácula disfrazado de conductor. En el camino, Renfield asoma la cabeza por la ventana para pedirle al conductor que reduzca la velocidad, pero ve que el conductor ha desaparecido y un murciélago guía a los caballos.

Renfield entra al castillo recibido por el encantador pero excéntrico Conde, quien, sin que Renfield lo sepa, es un vampiro. Discuten la intención de Drácula de arrendar Carfax Abbey en Inglaterra, donde tiene la intención de viajar al día siguiente. Drácula hipnotiza a Renfield para que abra una ventana. Renfield se desmaya cuando aparece un murciélago y las tres esposas de Drácula se acercan a él. Drácula los aleja y luego ataca al propio Renfield.

A bordo de la goleta Vesta, Renfield es un esclavo lunático delirante de Drácula, que se esconde en un ataúd y se alimenta de la tripulación del barco. Cuando el barco llega a Inglaterra, se descubre que Renfield es la única persona viva. Renfield es enviado al sanatorio del Dr. Seward contiguo a Carfax Abbey.

En un teatro de Londres, Drácula conoce a Seward. Seward presenta a su hija Mina, su prometido John Harker y una amiga de la familia, Lucy Weston. Lucy está fascinada por el Conde Drácula. Esa noche, Drácula entra a su habitación y se deleita con su sangre mientras ella duerme. Lucy muere al día siguiente después de una serie de transfusiones de sangre.

Renfield está obsesionado con comer moscas y arañas. El profesor Van Helsing analiza la sangre de Renfield y descubre su obsesión. Empieza a hablar de vampiros, y esa tarde Renfield le ruega a Seward que lo despida, alegando que sus llantos nocturnos pueden perturbar los sueños de Mina. Cuando Drácula llama a Renfield por medio del aullido de un lobo, Van Helsing lo molesta y le muestra matanza de lobo, que, según Van Helsing, se usa para protegerse de los vampiros.

Drácula visita a Mina, dormida en su habitación, y la muerde. La noche siguiente, Drácula entra de visita, y Van Helsing y Harker notan que no tiene un reflejo en el espejo. Cuando Van Helsing le revela esto a Drácula, rompe el espejo y se va. Van Helsing deduce que Drácula es el vampiro detrás de las recientes tragedias.

Mina sale de su habitación y corre hacia Drácula en el jardín, donde la ataca. La criada la encuentra. Los periódicos informan que una mujer vestida de blanco está atrayendo a los niños del parque y los muerde. Mina reconoce a la dama como Lucy, resucitada como vampiro. Harker quiere llevar a Mina a Londres por seguridad, pero está convencido de dejar a Mina con Van Helsing. Van Helsing le ordena a la enfermera Briggs que cuide de Mina cuando duerma y que no le quite la corona de matanza de lobo del cuello.

Renfield escapa de su celda y escucha a los hombres hablar sobre vampiros. Antes de que su asistente lleve a Renfield de regreso a su celda, Renfield les cuenta cómo Drácula convenció a Renfield para que le permitiera ingresar al sanatorio prometiéndole miles de ratas llenas de sangre y vida. Drácula entra en la sala de Seward y habla con Van Helsing. Drácula afirma que Mina ahora le pertenece y advierte a Van Helsing que regrese a su país de origen. Van Helsing jura excavar la abadía de Carfax y destruir a Drácula. Drácula intenta hipnotizar a Van Helsing, pero la resolución de este último resulta más fuerte. Cuando Drácula se abalanza sobre Van Helsing, saca un crucifijo de su abrigo, lo que obliga a Drácula a retirarse.

Harker visita a Mina en una terraza y ella habla de lo mucho que ama "las noches y las nieblas". Un murciélago vuela por encima de ellos y chilla hacia Mina. Luego ataca a Harker, pero Van Helsing y Seward lo salvan. Mina confiesa lo que Drácula le ha hecho y le dice a Harker que su amor ha terminado.

Drácula hipnotiza a Briggs para que elimine el lobo del cuello de Mina y abra las ventanas. Van Helsing y Harker ven a Renfield dirigiéndose a Carfax Abbey. Ven a Drácula con Mina en la Abadía. Cuando Harker le grita a Mina, Drácula cree que Renfield los ha llevado allí y lo mata. Drácula es perseguido por Van Helsing y Harker, quienes saben que Drácula se ve obligado a dormir en su ataúd durante el día y el sol está saliendo. Van Helsing prepara una estaca de madera mientras Harker busca a Mina. Van Helsing empala a Drácula en el corazón, matándolo, y Mina vuelve a la normalidad.

    como el Conde Drácula como Mina Seward como John Harker como Renfield como Van Helsing como el Dr. Seward como Lucy Weston como la Enfermera Briggs (en un error en los créditos iniciales, se la identifica erróneamente como "Maid") [7] como Martin, asistente de Renfield

Las siguientes personas aparecen en papeles no acreditados: el director y coproductor Tod Browning como la voz fuera de la pantalla del capitán del puerto Carla Laemmle, prima del productor Carl Laemmle Jr., quien aparece al comienzo de la película como una mujer en el coche. llevando a Renfield [8] y Geraldine Dvorak, Cornelia Thaw y Dorothy Tree como novias de Drácula.

La novela de Bram Stoker ya había sido filmada sin permiso como Nosferatu en 1922 por el cineasta expresionista alemán F. W. Murnau. La viuda de Bram Stoker demandó por plagio e infracción de derechos de autor, y los tribunales decidieron a su favor, esencialmente ordenando que todas las impresiones de Nosferatu Se destruido. [7] El joven y entusiasta productor de Hollywood Carl Laemmle, Jr. también vio el potencial de taquilla en el gótico chiller de Stoker, y adquirió legalmente los derechos cinematográficos de la novela. Inicialmente, quiso Drácula ser un espectáculo a escala con las fastuosas películas mudas El jorobado de Notre Dame (1923) y El fantasma de la ópera (1925).

Universal Pictures pagó $ 40,000 por todos los derechos de la novela y las obras de teatro, por lo que tendrían los derechos exclusivos del personaje de Drácula. Universal también trajo al novelista ganador del premio Pulitzer Louis Bromfield para que escribiera el guión para que se ajustara a la visión a gran escala. Bromfield trató de reconciliar la novela y la obra de teatro y en su borrador sugirió que Drácula debería ser dos personas: un anciano macabro al comienzo de la película, que al viajar a Londres y alimentarse de sangre se rejuvenece en el salón Drácula del teatro. . Se suponía que Jonathan Harker viajaría a Transilvania en las escenas iniciales de la película. Como en una obra de teatro, se suponía que Drácula besaría apasionadamente a Mina en los labios. Esas cosas nunca llegaron a la película, ya sea porque se consideraron demasiado caras, fueron reemplazadas por escenas reescritas o se consideraron demasiado arriesgadas. Bromfield pronto fue reemplazado por Garrett Fort. [9] Fort se volvió hacia la obra de teatro. Ya un gran éxito en Broadway, el Deane / Balderston Drácula el juego terminaría convirtiéndose en el modelo a medida que la producción ganara impulso. Los guionistas también estudiaron cuidadosamente la versión silenciosa y no autorizada, de F. W. Murnau Nosferatu, por inspiración. Levantada directamente de una escena casi idéntica en Nosferatu que no aparece en la novela de Stoker, fue la primera escena en el castillo del Conde cuando Renfield accidentalmente se pincha el dedo con un clip y comienza a sangrar. Drácula se arrastra hacia él con júbilo, solo para ser repelido cuando el crucifijo cae frente al dedo sangrante.

Decidir elegir el papel principal resultó problemático. Inicialmente, Laemmle no estaba interesado en absoluto en Lugosi, a pesar de las buenas críticas por su interpretación escénica. En cambio, Laemmle consideró a otros actores, incluidos Paul Muni, Chester Morris, Ian Keith, John Wray, Joseph Schildkraut, Arthur Edmund Carewe y William Courtenay. Lugosi había interpretado el papel en Broadway, [10] y para su buena suerte, resultó que se encontraba en Los Ángeles con una compañía de gira de la obra cuando la película estaba siendo elegida. [7] Contra la corriente de opinión del estudio, Lugosi presionó duro y finalmente se ganó a los ejecutivos, gracias en parte a que él aceptó un salario miserable de $ 500 por semana por siete semanas de trabajo, que asciende a $ 3500. [7] [11]
El 29 de septiembre de 1930, Drácula comenzó a filmar en Universal City con un presupuesto de $ 355,050 en un programa de 36 días. Tod Browning filmó escenas del castillo de Drácula y Borgo Pass durante la primera semana de producción. [12] Según numerosos relatos, se alega que la producción fue un asunto mayoritariamente desorganizado, [a] con el usualmente meticuloso Tod Browning dejando al director de fotografía Karl Freund para hacerse cargo durante gran parte del rodaje, lo que convierte a Freund en algo así como un director no acreditado en la película.
David Manners (quien interpretó a John Harker) recordó sobre la filmación: "Todavía puedo ver a Lugosi, desfilando arriba y abajo del escenario, posando frente a un espejo de cuerpo entero, arrojándose la capa sobre su hombro y gritando: 'Soy Drácula'. ! ' Era misterioso y en realidad nunca les dijo nada a los otros miembros del elenco, excepto buenos días cuando llegó y buenas noches cuando se fue. Fue cortés, pero siempre distante ". [14] Lugosi consideró a Manners como un intérprete vanidoso y excéntrico: "Nunca pensé que estuviera actuando, pero siendo el hombre raro que era". [15] Edward Van Sloan, quien interpretó a Van Helsing en el escenario de Broadway junto a Lugosi, repitió su papel en la pantalla. El actor se preguntó por qué la versión cinematográfica redujo el gran espejo utilizado en la obra a la pequeña caja de cigarrillos con tapa de espejo. [14] A pesar de que Van Helsing se convirtió en uno de sus papeles de pantalla más famosos, Van Sloan no pensó mucho en la película; en una carta a su sobrino, escribió una vez: "Eso me recuerda que no pudiste ver la película de Drácula en la televisión. Qué suerte tuviste. ¿Cómo debe ser hoy? Sobrecargado, sobreescrito, pésimo ". [14] Bernard Jukes, que interpretó el papel de Renfield en la obra de Broadway y durante la gira de 1928, quería ese papel en la película, pero fue a Dwight Frye en su lugar. [dieciséis]

Tod Browning recordó a la actriz Helen Chandler de la obra de Broadway de 1928 La casa silenciosa y basándose en esa actuación de doncella la eligió para Mina, la heroína, que se convierte en la amante del Conde Drácula de Bela Lugosi. [17] Su salario era de $ 750 por semana, lo que la convertía en la miembro mejor pagada del elenco. En el momento de la filmación ya luchó contra el alcoholismo severo. Se sabía que a veces se reía del ritual del espejo de Lugosi en el tiroteo. Como algunas de sus coprotagonistas, a pesar de que este papel se convirtió en el más famoso, no le importó mucho: "Sería un destino terrible, por ejemplo, andar siendo una niña pálida en trance con ella. brazos extendidos como en Drácula, ¡todo el resto de mi carrera en la pantalla! "[18]

Los campesinos al principio están rezando en húngaro y los letreros del pueblo también están en húngaro. Esto se debió a que cuando Bram Stoker escribió la novela original, el paso de Borgo en Transilvania era entonces parte del Reino de Hungría y dentro del Imperio Austro-Húngaro. Cuando se hizo la película, Transilvania había sido parte de Rumanía desde 1918. [19]

Las escenas de los miembros de la tripulación en el barco luchando en la violenta tormenta fueron extraídas de una película muda de Universal, El rompe tormentas (1925). Fotografiado a la velocidad de proyección de una película muda, esto explica la apariencia desigual y acelerada del metraje cuando se proyecta a una velocidad de película sonora de 24 fotogramas por segundo y se improvisa junto con el nuevo metraje de Drácula y Renfield. [7] Jack Foley fue el artista foley que produjo los efectos de sonido. [20] La imagen se completó por un costo total de $ 341,191.20, que estaba por debajo de la estimación original de $ 355,050. [2]

Incluso antes de que la película fuera lanzada, a Lugosi le preocupaba que lo hiciera ser elegido. Según los informes, rechazó una oferta para repetir su papel de Drácula en otra gira por el escenario de la obra, diciendo: "¡No! No a cualquier precio. Cuando termine con esta imagen, espero no volver a saber de Drácula nunca más. No puedo soportarlo. . No pretendo que me posea ". [21]

Proceso cinematográfico Editar

El dramatismo histriónico de la película de la obra de teatro también se refleja en sus efectos especiales, que se limitan a la niebla, la iluminación y grandes murciélagos flexibles. La transición de Drácula de murciélago a persona siempre se realiza fuera de cámara. La película también emplea períodos prolongados de silencio y primeros planos de los personajes para lograr un efecto dramático, y emplea dos intertítulos expositivos y un primer plano de un artículo de periódico para avanzar en la historia, un aparente vestigio de las películas mudas, un punto señalado por el crítico de cine en línea James Berardinelli [ 22] es que el estilo de actuación de los actores parece pertenecer a la era del cine mudo. El director Tod Browning tenía una sólida reputación como director de cine mudo, habiéndolos hecho desde 1915, pero nunca se sintió del todo a gusto con las películas sonoras. [7] Solo dirigió seis películas más durante un período de ocho años, siendo la más conocida la notoria Monstruos, una película de terror con Olga Baclanova y un elenco de verdaderos fanáticos del carnaval que se retiró de la distribución de inmediato. Browning dirigió su última película en 1939.

Debido a los costos de agregar una partitura musical original a la banda sonora de una película, nunca se había compuesto una partitura específicamente para la película. [4] La música escuchada durante los créditos iniciales, un extracto del Acto II de Tchaikovsky lago de los cisnes, se reutilizó en 1932 para otra película de terror de Universal, La momia. Durante la escena del teatro donde Drácula se encuentra con el Dr. Seward, Harker, Mina y Lucy, el final de la obertura de Wagner. Die Meistersinger von Nürnberg También se puede escuchar, así como la oscura apertura de la "Sinfonía inacabada" de Schubert en si menor.

Partitura de 1998 Editar

En 1998, el compositor Philip Glass recibió el encargo de componer una partitura musical para la película clásica. La partitura fue interpretada por el Kronos Quartet [4] bajo la dirección de Michael Reisman, el director habitual de Glass.

Sobre el proyecto, Glass dijo: "La película se considera un clásico. Sentí que la partitura necesitaba evocar el sentimiento del mundo del siglo XIX; por esa razón, decidí que un cuarteto de cuerdas sería lo más evocador y efectivo. Quería para mantenernos alejados de los efectos obvios asociados con las películas de terror. Con [el Kronos Quartet] pudimos agregar profundidad a las capas emocionales de la película ". [23]

La película, con esta nueva partitura, fue lanzada por Universal Studios en 1999 en formato VHS. Los lanzamientos de DVD de Universal permiten al espectador elegir entre la banda sonora sin partitura o la partitura de Glass. La banda sonora, Drácula, fue lanzado por Nonesuch Records en 1999. [24] Glass y el Kronos Quartet tocaron en vivo durante las proyecciones de la película en 1999, 2000 y 2017. [25] [26] [27]

Drácula fue una gran apuesta para un importante estudio de Hollywood. A pesar de las credenciales literarias del material original, no estaba claro si una audiencia estadounidense estaba preparada para un escalofriante sobrenatural de larga duración. Aunque el público estadounidense había estado expuesto a otros enfriadores antes, como El gato y el canario (1927), esta fue una historia de terror sin alivio cómico ni final con truco que minimizara lo sobrenatural. A pesar de esto, Drácula resultó ser un éxito de taquilla.

Cuando la película finalmente se estrenó en el Roxy Theatre en la ciudad de Nueva York el 12 de febrero de 1931 (lanzada dos días después en todo EE. UU.), [11] los periódicos informaron que los miembros del público se desmayaron por el horror en la pantalla. Esta publicidad, astutamente orquestada por el estudio cinematográfico, ayudó a que la gente viniera a ver la película, aunque sólo fuera por curiosidad. En las 48 horas siguientes a su apertura en el Roxy Theatre de Nueva York, había vendido 50.000 entradas, [11] generando un impulso que culminó en una ganancia de 700.000 dólares, la mayor de las producciones de Universal en 1931. [28]

Recepción crítica Editar

En general, la película fue bien recibida por los críticos tras su estreno. Salón Mordaunt de Los New York Times la llamó "la mejor de las muchas películas de misterio", caracterizando la dirección de Browning como "imaginativa" y la actuación de Helen Chandler como "excelente". [29] Variedad elogió la película por su "trasfondo notablemente efectivo de atmósfera espeluznante" y escribió: "Es difícil pensar en alguien que pueda igualar la actuación en la parte vampírica de Bela Lugosi, incluso con el tenue sabor del habla extranjera que encaja tan perfectamente ". [30] Película diaria declaró que la película era "un buen melodrama" y remarcó que Lugosi había creado "uno de los papeles más singulares y poderosos de la pantalla". [31] Tiempo lo llamó "un melodrama emocionante, no tan bueno como debería ser, pero un corte por encima del tipo ordinario de película de misterio de trampilla y hoja enrollada". [32] John Mosher de El neoyorquino escribió una crítica negativa, señalando que "no hay una ilusión real en la imagen" y "todo este asunto de los vampiros fracasa bastante". [33] El Chicago Tribune No pensaba que la película fuera tan aterradora como la versión teatral, calificando su marco de "demasiado obvio" y "sus intentos de asustar demasiado evidentes", pero aun así concluyó que era "un thriller bastante satisfactorio". [34]

La película se estrenó originalmente con una duración de 85 minutos [1] cuando fue reeditada en 1936, se hizo cumplir el Código de Producción. Para esa reedición, se sabe que dos escenas fueron censuradas. [7]

  • La eliminación más significativa fue un epílogo que se reprodujo solo durante la ejecución inicial de la película. En una escena similar al prólogo de Frankenstein, y también presentando al incondicional de Universal Edward Van Sloan, reapareció en un "discurso de cortina" e informó a la audiencia: "¡Un momento, damas y caballeros! Una palabra antes de irse. Esperamos que los recuerdos de Drácula y Renfield no tus pesadillas, así que solo una palabra de consuelo. Cuando llegues a casa esta noche y las luces se hayan apagado y tengas miedo de mirar detrás de las cortinas, y temes ver aparecer una cara en la ventana, bueno, solo retírate juntos y recuerden que después de todo, hay están ¡cosas como vampiros! "[7] [35] Este epílogo se eliminó por temor a fomentar la creencia en lo sobrenatural. Esta escena se mostró brevemente en el documental Road to Dracula, pero puede ser inutilizable y no se puede restaurar . [7]
  • El audio de los "gemidos de muerte" fuera de cámara de Drácula al final de la película se acortó mediante un silenciamiento parcial, al igual que los gritos de Renfield cuando lo mataron. Estas piezas de la banda sonora fueron posteriormente restauradas por MCA-Universal para su LaserDisc y los lanzamientos de DVD posteriores (con a excepción de la edición de varias películas de 2004 "Legacy Collection"). [36]

En los primeros días de las películas sonoras, era común que los estudios de Hollywood produjeran "versiones en idiomas extranjeros" de sus películas utilizando los mismos decorados, vestuario, etc. Mientras Browning filmaba durante el día, por la noche George Melford estaba usando los decorados para hacer la versión en español. Drácula, protagonizada por Carlos Villarías como Conde Drácula. Largo pensamiento perdido, una huella de Drácula fue descubierto en la década de 1970, de los cuales grandes secciones se habían podrido. [37] [38] A principios de la década de 1990 se encontró una buena copia en Cuba. La película se conservó en el Registro Nacional de Películas de la Biblioteca del Congreso de EE. UU. [39]

También se lanzó una tercera versión muda de la película. En 1931, algunos teatros aún no habían sido conectados para el sonido, y durante este período de transición, muchos estudios lanzaron versiones silenciosas alternativas con intertítulos. [7]

Evaluaciones retrospectivas Editar

En 1999, el crítico de cine Roger Ebert de la Chicago Sun-Times le dio a la película cuatro de cuatro estrellas, elogiando la actuación de Lugosi y la cinematografía de Freund. [4] Notó la influencia duradera de la película y la incluyó en su lista de "Grandes películas". [4] Angie Errigo de Imperio le dio a la película cuatro de cinco estrellas, elogiando la actuación de Lugosi como "el [Drácula] contra el que se miden todos los demás", y escribiendo que la película "es escénica y chirriante, pero también tiene momentos maravillosos e inolvidables". [40] John Oliver del British Film Institute atribuyó a la película el haber establecido la "imagen popular en pantalla del vampiro" y escribió que "el género de terror cinematográfico nació con el lanzamiento de Drácula. "[41] Concluyó que, aunque siente que la película se vuelve casi" demasiado limitada al escenario en su sección central, las virtudes de su actuación estelar y estilo visual general superan cualquier deficiencia de este tipo ". [41]

En el sitio web del agregador de reseñas Rotten Tomatoes, la película tiene una calificación de aprobación del 92% basada en 48 reseñas, con una calificación promedio de 7.86 / 10. El consenso crítico del sitio dice: "La interpretación atemporal de Bela Lugosi de Drácula en esta película espeluznante y atmosférica de 1931 ha establecido el estándar para los principales papeles vampíricos desde entonces". [42]

Secuelas e influencia Editar

Tras el éxito comercial y crítico de Drácula, Universal lanzado Frankenstein (1931) más tarde ese mismo año. Universal en particular se convertiría en la vanguardia del cine de terror temprano, con un canon de películas que incluyen La momia (1932), El hombre invisible (1933), Novia de frankenstein (1935) y El hombre lobo (1941).

Cinco años después del lanzamiento original, Universal lanzó Hija de Drácula (1936), una secuela directa que comienza inmediatamente después del final de la primera película. Una segunda secuela, Son of Dracula (1942), starring Lon Chaney Jr., followed another seven years later. The Count returned to life in three more Universal films of the mid-1940s: House of Frankenstein (1944) House of Dracula (1945) and the comedy Abbott and Costello Meet Frankenstein (1948).

Universal would only cast Lugosi as Dracula in one more film, the aforesaid Abbott and Costello vehicle, [43] giving the role to John Carradine for the mid-1940s "monster rally" films, although Carradine admittedly more closely resembled Stoker's physical description from the book. Many of the familiar images of Dracula are from stills of the older Lugosi made during the filming of the 1948 comedy, so there remain two confusingly distinct incarnations of Lugosi as Dracula, seventeen years apart in age. [ cita necesaria ]

As Lugosi played a vampire in three other movies during his career (Mark of the Vampire (1935), The Return of the Vampire (1943), and Mother Riley Meets the Vampire (1952) [43] ), this contributed to the public misconception that he portrayed Dracula on film many times, although the other vampire roles had him playing Dracula in all but name. [ cita necesaria ]

Since its release, Dracula has become widely regarded as a classic of the era and of its genre. In 2000, it was selected for preservation in the U.S. National Film Registry by the Library of Congress as being "culturally, historically, or aesthetically significant". [44] It was also ranked 79th on Bravo's countdown of The 100 Scariest Movie Moments. [45]

To many film lovers and critics alike, Lugosi's portrayal is widely regarded as the definitive Dracula. Lugosi had a powerful presence and authority on-screen. The slow, deliberate pacing of his performance ("I bid you… welcome!" and "I never drink… wine!") gave his Dracula the air of a walking, talking corpse, which terrified the movie audiences at the time, compelling with no dialogue, and the many close-ups of Lugosi's face in icy silence jumped off the screen. With this mesmerizing performance, Dracula became Bela Lugosi's signature role, his Dracula a cultural icon, and he himself a legend in the classic Universal Horror film series. [ cita necesaria ]

However, Dracula would ultimately become a role which would prove to be both a blessing and a curse. Despite his earlier stage successes in a variety of roles, from the moment Lugosi donned the cape on screen, it would forever see him typecast as the Count. [46]

Browning would go on to direct Lugosi once more in another vampire thriller, Mark of the Vampire, a 1935 remake of his lost silent film London After Midnight (1927).

Also, the film is recognized by American Film Institute in these lists:

  • 2001: AFI's 100 Years. 100 Thrills – #85 [47]
  • 2003: AFI's 100 Years. 100 Heroes & Villains:
      – #33 Villain [48]
    • Count Dracula: "Listen to them. Children of the night. What music they make." – #83 [49]

    Influence on other notable Draculas Edit

    The actors, who followed in Lugosi's shoes in playing Dracula, and who achieved significant fame in that role, had different attitudes to Lugosi's portrayal.

    Christopher Lee, who played Dracula in series of Hammer movies, said: "Anyhow, about the Lugosi Dracula. I was so disappointed. I was absolutely had been wanting to see it for a long, long time. There are aspects of it, for instance, that I considered ridiculous. Dracula is played too nice at the beginning. Practically no menace in the character .. There is no shock or fright in it. Lugosi’s hands too . He held them out stiffly. making him look like a puppet. His smile was not always sinister either". [50] While thinking that Lugosi was in his younger days wonderful looking man, who had tremendous presence and personality, Lee also thought that Lugosi "was not the right man to play Dracula from the point of view of nationality. Because Transylvania is in Rumania and he was an Hungarian from the town of Lugos, hence his name". [50]

    Gary Oldman, who played Dracula in Francis Ford Coppola's adaptation, considered Lugosi to be his favourite Dracula and said about his performance:"He was really on to something: the way he moved, the way he sounded". Oldman based his Dracula voice on Lugosi's voice. [51]

    Posters Edit

    The film's poster campaign was overseen by Universal advertising art director Karoly Grosz, who also illustrated the "insert" poster himself. [52] Original posters from the 1931 release are scarce and highly valuable to collectors. In 2009, actor Nicolas Cage auctioned off his collection of vintage film posters, which included an original "Style F" one sheet that sold for $310,700 as of March 2012, it stood as the sixth-highest price for a film poster. [53] In summer 2017, Metallica guitarist Kirk Hammett loaned his rare "Style C" poster to the Peabody Essex Museum in Salem, Massachusetts for an exhibition on horror film posters. [54] In December that same year, an extremely rare "Style A" poster—one of only two known copies—sold at auction for $525,000, setting a new world record for the most expensive film poster. [55]

    Style A one-sheet – most expensive film poster in the world as of 2017 [55]


    The Origins Of Bram Stoker’s Dracula

    Wikimedia Commons While he’s widely known as the real Dracula, scholars disagree about just how much Vlad the Impaler inspired Bram Stoker’s classic novel.

    Though Vlad the Impaler’s atrocities are undoubtedly terrifying, how exactly might the “real Dracula” have helped inspire Bram Stoker’s fictional vampire?

    The answer might lie with the gory tales of the bloodthirsty monarch’s exploits. According to one legend, Vlad Dracula enjoyed dipping his bread in the blood of his victims, but the authenticity of that account has never been confirmed.

    In 1820, a book by the British consul to Wallachia, William Wilkinson, titled An Account Of The Principalities Of Wallachia And Moldavia: With Various Political Observations Relating To Them, also helped popularize the story of the real Dracula across Europe. Stoker read Wilkinson’s book, which is likely where he first saw the name Dracula.

    Regardless of how much he was inspired by Wilkinson, Stoker’s Dracula took on a life of its own and continues to be one of the most adapted horror stories to this day. The first known motion picture to bring the vampire to the screen was the 1921 Hungarian production, Dracula’s Death. Ten years later, the American production starring Bela Lugosi became one of the most popular adaptations to date.

    Dozens upon dozens of movies, television shows, books, and the like have followed since, with Netflix’s 2020 series Dracula, even transporting the centuries-old creature into the social media age at one point.

    Wikimedia Commons Bela Lugosi in his iconic role as Count Dracula in the 1931 film adaptation.

    Although Count Dracula and Vlad the Impaler share a few similarities — they shared a name and both lived in a towering castle in Eastern Europe and had a taste for blood — there are significant differences between them.

    Stoker’s Dracula resides in Transylvania while Vlad the Impaler never lived there. He was born in and ruled over the region of Wallachia, which was one of three principalities that made up Romania at the time, including Transylvania and Moldova.

    And, as terrifying as Vlad the Impaler was, there’s no hard evidence to suggest that he actually drank blood. However, 15th-century pamphlets with titles like The Frightening and Truly Extraordinary Story of a Wicked Blood-drinking Tyrant Called Prince Dracula certainly helped enforce that belief.

    Clearly, tales of Vlad the Impaler have been soaked in blood for some 500 years. And while it may be difficult to distinguish fact from fiction about the real Dracula at this point, there’s enough evidence to know that Vlad committed some of the most chilling atrocities of his era.

    After this look at Vlad the Impaler, the real Dracula, take a look inside Dracula’s castle. Then, find out the odds of human survival in a vampire apocalypse using this vampire calculator made by a real scientist.


    Who was the real Count Dracula?

    It wasn't until he came across documents during his research at the British Museum that novelist Bram Stoker found the man who would serve as the perfect foundation for his classic gothic horror character, Count Dracula [source: Kent State University]. Vlad Tepes (pronounced te'-pish), a 15th-century prince from the dark, forested mountains of Eastern Europe was his inspiration.

    ­Accounts of Vlad Tepes' cruelty have been distorted throughout history, and Stoker's adaption seemed to help perpetrate these distortions. The prince was bestowed with the surname "Tepes" ("Impaler") based on his fondness for impaling victims. It was his father from whom he proudly took the name "Dracula" ("Son of the Dragon"). Tepes was no vampire, although one historic account details how he drank a victim's blood [source: West Grey Times]. And Tepes certainly wasn't immortal (it's unclear how he died), as Stoker's count is.

    But Stoker wasn't just inspired by the prince's name. Tepes' reign was a cruel and bloody one.

    When investigating sensational history, it's easy to find grossly exaggerated tales that obscure the facts. In the rare case of Vlad Tepes, little exaggeration is needed. Tens of thousands of people were tortured, maimed or died by his hand or command [source: University of Louisiana]. This isn't in dispute -- it's accounts of Tepes' motives where distortion tends to emerge.

    As the prince of Wallachia, a region in Romania, and a defender of Christianity against the Muslim Turks, Tepes made many powerful enemies. His enemies spread propaganda about the ruler, which inadvertently assured Tepes' place in history. Tepes' deeds and atrocities made such an impression, in fact, that an unflattering epic poem about him was published on the Gutenberg printing press just eight years after the same moveable type was used to print the first Bible [source: Mundorf and Mundorf]. Had his detractors not campaigned against him, generating publications that survive today, Tepes' legacy may have been lost.

    So who was this man? Was Tepes as bloodthirsty in real life as his fictional counterpart is in movies and books? The short answer is yes -- even more so. Read about the real Dracula on the next page.

    Bram Stoker's fictionalization of Vlad Tepes spurred scholarly research into the real man. Research has attempted to show the motives for his murderousness. Tepes desired a unified Romania -- free from the outside influences of Germany, Hungary and the Turks.

    His consolidation of local power was harsh. On Easter Day, 1456, Tepes invited regional nobility to dine with him. Following the meal, he had the old and infirm murdered and marched the remaining guests 50 miles to a dilapidated castle, which he took as his own. There, he put the nobility to hard labor restoring it. Most died during from maltreatment and exhaustion those who didn't were impaled alive on spikes outside the castle when restorations were complete [source: Carroll].

    Vlad's father, Vlad Dracul, ruled Wallachia from 1436 to 1442, was unseated by his countrymen and regained the throne from 1443 to 1446. Vlad Tepes served in the same position from 1456 to 1462 [source: Tacitus]. When he was inducted into the Order of the Dragon, a secretive organization of Christian knights, he took the name "Dracula." The name would be replaced by the nickname "Tepes" from those who feared and hated him.

    Vlad Dracula's social ideologies were contradictory. He wanted to be remembered as a saint -- he murdered a Catholic monk who denied that Tepes would be canonized (sainted) [source: Carroll]. Yet his behavior was hardly saintly. Having come to view destitution as a scourge on his domain, Tepes invited his poverty-stricken subjects to dine with him. At the end of the dinner, he had the dining room locked, and his guards set fire to it, killing those inside [source: Marinari].

    His foreign enemies suffered equal (if not worse) fates than his subjects. For four years, Tepes and his younger brother were imprisoned by Turks after their father sent them as tribute to the sultan Mehmet. Tepes' father had become a puppet leader of Wallachia for the Turks, and his sons were imprisoned to guarantee their father's continued loyalty [source: Fasulo]. Tepes was meant to become a future puppet leader like his father. But rather than keep allegiance to the Turks, he resolved to fight them.

    When he became prince in 1456, Tepes took strides toward Romanian independence. He developed biological warfare, sending subjects disguised as Turks, stricken with infectious disease, to live among the armies in their camps [source: Marinari]. For those Turks who survived, when they invaded the capital of Wallachia, Tirgoviste, they found a forest (about one-half mile by two miles in dimension) made entirely of corpses of captured prisoners impaled on spikes. The invaders left quickly [source: Carroll].

    Impalement, the method of execution that gave Tepes his name, is an extraordinarily painful way to die. Tepes ensured maximum pain when he impaled his victims by rounding the ends of spikes and oiling them to reduce tearing. Spikes were introduced into the victim's anus and pushed in until the other end emerged from the victim's mouth. The impaled victim was then hoisted vertically, and left to writhe in agony, sometimes for days [source: Fasulo].

    The aged vampire in Stoker's novel required blood to stay alive Tepes shed blood by the bucketful to promote his lifelong goals. Conservative estimates put his victim count at 40,000 [source: University of Louisiana]. It's also significant to note that eating and death were so intertwined in Tepes' life. He often dined with guests before killing them, and he was reputed to have taken meals outdoors, among impaled dead and dying [source: Martin]

    Why is blood such a significant symbol of vitality and power in fiction, allegory and reality? Find out about the symbolism of blood on the next page.


    The king-vampire still reigns, even though Dracula’s meaning has snowballed over a century of constant adaptations and reinterpretations. The novel is wonderfully overdetermined, packed with competing fears – and at the same time at the heart of the story is an empty space. Dracula, unlike the other characters, does not write down his own story. The reader is left to supply an interpretation, and it’s an invitation that’s difficult to resist.

    This novel was published the same year as Dracula and it is a fascinating experience to read both together. The story reflects contemporary fears about sexually-transmitted diseases and hereditarily-tainted blood, along with fin-de-siècle views on race and female sexuality. Sexual women are more sympathetically presented here than in Dracula, and excessive coldness is also criticised – one character almost loses her fiance because of her public undemonstrativeness. This novel also explores the trope of the reluctant, unwitting vampire, who is horrified when she discovers her own nature.

    Bloody good: a still from the film adaptation of Rachel Klein’s The Moth Diaries. Photograph: Jan Thijs/PR


    Dracula – Beyond the Legend

    Bram Stoker's inspiration

    Vlad Tepes was born in 1428 in the fortress city of Sighisoara. His father, Vlad Dacul, was the military governor of Transylvania and had become a member of the Order of the Dragon a year before. The Order, similar to the Order of the Teutonic Knights, was a semi-military and religious organization established in 1387 in Rome in order to promote Catholic interests and crusades.

    The Order is relevant for the legend, mainly because it explains the name of Dracula.

    For his deeds, the Order of the Dragon was bestowed upon him, hence the title Dracul (the Latin word for dragon is draco). While in medieval lure dragons served as symbols of independence, leadership, strength and wisdom, the biblical association of the devil with the serpent that tempted Adam and Eve gave the snake-like dragon connotations of evil. Thus, the Romanian word Dracul stands in English for both dragon and devil.

    Dracula, the title of Vlad Tepes,translates as Son of Dracul.

    Moreover, the ceremonial uniform of the Order – black cloak over red accouterment – was Bram Stocker' source of inspiration for Count Dracula's look.

    But how did Bram Stoker's story turn into a myth? A partial explanation is provided by the circumstances under which the book was written and received. A genuine epidemic of "vampirism" had hit Eastern Europe at the end of the 17th century and continued throughout the 18th century. The number of reported cases soared dramatically, especially in the Balkans. Then, the epidemic traveled west to Germany, Italy, France, England and Spain. Travelers returning from the East would tell stories about the undead, which helped keep the interest in vampires alive. Western philosophers and artists tackled the issue ever more often. Bram Stoker's novel came as the pinnacle of a long series of works based on tales coming from the East. Back then, most readers were certain that the novel had been inspired by real facts and that its story was perhaps just a bit romanticized.


    Real vampires

    There are, of course, a few truly vampiric animals, including leeches, lampreys and vampire bats. And in all these cases the vampire's intent is to draw enough blood for sustenance, but not enough to kill the host.

    Pero, ¿qué pasa con los vampiros humanos? There are certainly many self-identified vampires who participate in gothic-inspired subcultures. Some host vampire-themed book clubs or secret bloodletting rituals others wear capes or get vampire-fang dental implants. It's all frightening and fun, but blood drinking is another matter entirely. The problem is that blood is toxic because it is so rich in iron — and because the human body has difficulty excreting excess iron — anyone who consumes blood regularly runs a real risk of haemochromatosis (iron overdose), which can cause a wide variety of diseases and problems, including liver and nervous system damage.

    In one form or another, vampires have been part of human culture and folklore in different forms for millennia, and the bloodsuckers show no signs of going away any time soon.


    Ver el vídeo: Drácula 1958


Comentarios:

  1. Voodoozilkree

    la frase fiel

  2. Mooguran

    El mensaje exacto

  3. Branris

    Los felicito, que palabras necesarias..., brillante idea

  4. Tejas

    ¡Exactamente! Creo que esta es una excelente idea. Estoy de acuerdo contigo.

  5. Cameron

    ¿A dónde va el mundo?



Escribe un mensaje